España es uno de los países de Europa con más biodiversidad. Cada vez hay más especies en peligro de extinción. Uno de los motivo es la pérdida de hábitats, la sobreexplotación de los recursos y la contaminación del medio. Un cambio en el manejo del cultivo es claro para evitar seguir perdiendo biodiversidad.

El suelo es de vital importancia, ya que tan importante es la biodiversidad que hay por encima del mismo como la biodiversidad que hay en el propio suelo porque sin la excepcional función que hacen los microorganismos presentes en él, no tendríamos una tierra fértil y de calidad, indispensable para obtener alimentos saludables y de máxima calidad.

Con esta filosofía en 2020 Joaquín Montes Osuna creó ÓLEO2, una marca familiar con dos objetivos muy claros: elaborar un aceite de oliva virgen extra único y adquirir un compromiso firme con la conservación del hábitat y la biodiversidad para que tanto ahora como las futuras generaciones puedan seguir disfrutando de la tierra y de sus frutos. «Nuestro objetivo no es obtener la máxima rentabilidad a costa de la degradación de los suelos, eliminación de hábitats o sobreexplotación de los recursos.

Un manejo sostenible es posible intentando buscar un equilibrio entre la explotación del olivar y preservar el hábitat y el medio natural. Por eso desde ÓLEO2 tenemos un compromiso firme con la recuperación de hábitats y preservación de vida en nuestros campos implantando medidas como cubiertas vegetales espontáneas, conservación de flora autóctona, mantenimiento de márgenes, refugios para fauna auxiliar, dispensadores de agua para animales, nidos para aves y colmenas»

La obtención de un AOVE de categoría superior implica cuidar al máximo todos los factores que intervienen en su producción, desde el manejo en el campo, el proceso en la almazara, el almacenamiento, etc. Se trata de un aceite de recolección temprana. Solo los AOVEs de recolección temprana están muy por debajo en acidez, peróxidos y demás características físico-químicas que establece la normativa para un aceite virgen extra. Al estar las aceitunas verdes se necesitan muchos más kilos para obtener un litro de aceite. Es un aceite frutado verde, con ausencia de defectos y muy equilibrado en amargor y picor. ÓLEO2 está considerado entre los mejores aceites del mundo y recientemente ha obtenido la medalla de oro en el concurso de aceites de Dubái.

Joaquín Montes presenta Óleo2 en Salsaisartén, en Madrid en un acto organizado por A Voces, Comunicación Gastronómica

Según explica Joaquín Montes «la calidad de un aceite empieza en el olivar. Nuestro aceite proviene única y exclusivamente de nuestra finca familiar cuidada y mimada durante todo el año hasta que llega el momento óptimo de madurez para la recolección. El aceite procede de un solo día de recolección. Las aceitunas se trasladan a la almazara a las pocas horas de la recolección evitando así el almacenamiento, calentamiento o degradación de las aceitunas. En la almazara se reserva una línea exclusiva para la recepción y molturación de nuestras aceitunas»

«Que nuestras fincas sean todas de olivar tradicional -añade- o tener ya más de 145 años de historia, no significa que nos hayamos quedados anclados en el pasado. Al contrario. Utilizamos las nuevas tecnologías para mejorar nuestra producción, por ejemplo, con el uso de drones con cámara multiespectral para obtener mapas de salud y estado de cada olivo, y así, aplicamos la cantidad de nutrientes que requiere cada planta».

Uno de nuestros objetivos de esta familia olivarera es la recuperación de la biodiversidad y del ecosistema, por eso no tratan nunca el campo con herbicidas ni insecticidas. Aparte de obtener un aceite de mucha mayor calidad, conservan el patrimonio natural que han heredado con un manejo sostenible para que así las futuras generaciones puedan seguir disfrutando de un aceite de calidad y un entorno natural lleno de vida en unos olivares que son un oasis de biodiversidad.

Esta es la sexta generación dedicada al cultivo del olivo desde que 1876 Francisca Galisteo comprara los primeros olivares y un cortijo en Gaena, pedanía del municipio cordobés de Cabra, al pie de la sierra Subbética. Así comienza esta estirpe olivarera que conoce muy bien cuál es el manejo adecuado de los árboles y el momento óptimo de recogida de la aceituna para obtener un aceite de oliva de máxima calidad.

Con las mejores aceitunas de la variedad hojiblanca de la Subbética Cordobesa, extraído en frío, se elabora este aceite de oliva virgen extra de alta calidad. El oro líquido conserva todas sus propiedades gracias a un innovador envase metálico que combina estética, funcionalidad y cuidado del medio ambiente, manteniendo inalterable su sabor, así como todas sus propiedades organolépticas. No es un aceite barato (el medio litro está en 12,45€), pero eso sí, de extraordinaria calidad. La venta se realiza por internet en pacs que admiten diversas modalidades, incluso la personalización de etiquetas para eventos o celebraciones especiales.

Más información en https://oleo2.com/

Artículo anteriorLínea asistencial de Cultura para la recuperación del sector audiovisual
Artículo siguienteMargarita Azurdia, Néstor Sanmiguel, Manolo Quejido, propuestas del Reina Sofía

Deja un comentario