Una gran valor histórico. Una de ellas, un tremís de la época del rey visigodo Sisebuto, que reinó entre el año 612 y el 621, presenta una variante onomástica desconocida hasta ahora. La segunda moneda, también un tremís, fue fabricada con el objetivo de imitar a otras de época romana o bizantina para que, de este modo, fuera aceptada en el comercio de la época

Agentes de la Policía Nacional han recuperado en León y en la localidad ciudadrealeña de Saceruela dos monedas visigodas consideradas de gran valor histórico. Se trata de dos tremisses, y una de ellas presenta una variante onomástica desconocida hasta ahora que la hace única e incrementa su valor.

La actuación que permitió la recuperación del primer tremís se enmarca en la labor de captación de información que sistemáticamente lleva a cabo la Policía Nacional para detectar y recuperar piezas de interés para el patrimonio histórico. De esta forma, se tuvo conocimiento de que una persona había hallado una moneda de oro cuando llevaba a cabo unas obras de reacondicionamiento en un domicilio de León. Tras contactar con esa persona, se le citó en dependencias policiales, procediéndose a la recuperación de la moneda. La consulta con especialistas en numismática ha revelado que la moneda recuperada sería un tremís de Sisebuto, rey visigodo que reinó entre los años 612 y 621.

Este tipo de acuñaciones se dan frecuentemente en la Carthaginensis y, en ocasiones, en la Gallaecia. El topónimo que se observa en la moneda es el de la ceca de “Iliocrici”, lugar que se correspondería con la actual Lorca, en la provincia de Murcia. Hasta la fecha, únicamente se conocían dos ejemplares de moneda visigoda con esta procedencia, una de Sisebuto y otro de Sisenando. La moneda recuperada es, por lo tanto, la tercera, y cuenta con la excepcionalidad de que se trata de una variante onomástica desconocida hasta ahora, lo que incrementa notablemente su valor. Tras su recuperación, ha sido entregada al Museo Provincial de León.

Un tremís hallado gracias al rastreo en las redes sociales

La segunda moneda hallada por la Policía Nacional fue recuperada en Saceruela, provincia de Ciudad Real, a partir del rastreo que los agentes llevaron a cabo en las redes sociales, donde se detectó la publicación de una moneda antigua cuyo anunciante mostraba interés por su valor.

Las investigaciones permitieron identificar al usuario del perfil que anunciaba la moneda. Se trataba de un tremís de época visigoda, fabricada con el objetivo de imitar a otras de época romana o bizantina para que, de este modo, fuera aceptada en el comercio de la época. Esta moneda podría imitar a otra de Anastasio I (491-518) y corresponderse con los reinados visigodos de Alarico II, Gesaleico o Amalarico.

Con esta información, los agentes de la Policía Nacional se desplazaron a la localidad de Saceruela para contactar con la persona que poseía la moneda, donde se procedió a su recuperación

Artículo anteriorMúsica de Navidad de Patrimonio Nacional
Artículo siguienteUna misión arqueológica española realiza nuevos hallazgos en Egipto

2 COMENTARIOS

Deja un comentario