El Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, ha autorizado al Museo Nacional del Prado a contratar las obras de rehabilitación arquitectónica y adecuación museística del Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro por valor de 29.752.066,11 millones de euros.

La obra de rehabilitación y adecuación, cuya ejecución está prevista se realice entre julio de 2022 y enero de 2025, tiene como objetivo crear un espacio expositivo que permita ampliar la presentación de las colecciones del Museo Nacional del Prado y desarrollar un programa específico de exposiciones temporales complementario al actual.

Igualmente, pretende:

El enriquecimiento de la oferta cultural del Paseo del Arte con la dotación de nuevos espacios para ofrecer una renovada actividad educativa y divulgativa, relacionada con el importante patrimonio histórico artístico que conserva el Museo del Prado.
La ampliación de la capacidad de atracción de una audiencia internacional, así como la de posibilitar a los ciudadanos disfrutar del Campus del Museo del Prado.

Proyecto de ampliación

Los arquitectos Norman Foster y Carlos Rubio ganaron el concurso de proyectos para la rehabilitación del Salón de Reinos.

La propuesta ganadora, presentada bajo el lema TRAZA OCULTA, rentabiliza al máximo el uso museístico en el edificio y crea un gran atrio de acceso en la fachada sur, imprimiendo a este espacio un carácter semiabierto y permeable al exterior, pero suficientemente controlado para que sirva de protección a la fachada original del Salón de Reinos, en la que se recuperan sus huecos y balconadas.

Sobre dicha fachada emerge la prolongación de un gran espacio expositivo en planta tercera, con mayor altura libre y anchura que el actual, formando la cubierta del atrio, a la vez terraza orientada al campus.

El diseño seleccionado responde holgadamente al programa de necesidades espaciales definido por el museo, sin necesidad de excavar nuevos sótanos y realzando los espacios históricos que forman el núcleo del edificio, en especial el Salón de Reinos.

Del mismo modo, fortalece y consolida la identidad del campus del Museo del Prado, proponiendo la potenciación peatonal del eje Parque del Retiro – Paseo del Prado, a través de la calle Felipe IV, lo que revitalizará su conexión con la ciudad.

Particularmente, el jurado destacó en su dictamen como principales valores de la propuesta técnica ganadora la gran calidad de la propuesta arquitectónica, que respeta y valora lo existente adecuándolo a las necesidades de nuestro tiempo; la inteligente satisfacción de los requerimientos museológicos; la acertada integración del edificio en su entorno, así como en el conjunto del campus del Museo del Prado; y el eficaz estudio de costes de la obra.

Artículo anteriorTres millones de euros para modernizar las industrias culturales y creativas
Artículo siguienteFase final de las obras de la nueva Biblioteca de Córdoba

Deja un comentario