Es una joya del plateresco del siglo XVI, con más de 300 figuras labradas, pero el paso de los años, las condiciones climáticas tan duras que sufre La Mancha y la acción de las palomas están provocando daños que ponen en riesgo la supervivencia del pórtico sur de la iglesia de la Asunción de Manzanares (Ciudad Real).

El párroco y un puñado de feligreses se han propuesto recuperar el esplendor de este bellísimo conjunto escultórico y monumental y para ello han acudido a la plataforma de micromecenazgo de la asociación Hispania Nostra para conseguir los 13.000€ de objetivo mínimo que necesitan para iniciar la restauración, aunque el objetivo óptimo es de 17.000 euros . La campaña finaliza el 18 de diciembre, por lo que sólo les quedan 22 días para reunir esa cantidad de dinero a través de:

(https://crowdfunding.hispanianostra.org/restauracion-de-la-parroquia-de-la-asuncion-de-manzanares–portico/3026)

“Los efectos que queremos paliar son la erosión, la disolución de materiales calizos, rotura y fragmentación a causa de las heladas, en elementos pétreos y morteros, además de la corrosión de las partes metálicas. Estos daños son en algunos casos graves, y el pórtico sufre de manera muy especial estos efectos”, explican los promotores de la iniciativa.

“Los trabajos van a ser muy selectivos y prudentes, respetando las patinas de las piedras y las reintegraciones volumétricas solo se realizarán en las faltas de volumen importantes”, añaden.

El conjunto escultórico de la portada Sur y la ventana Sur del crucero recibirán para su restauración y puesta en valor, un tratamiento especial y diferenciado del resto, debido a su calidad artística e histórica. Teniendo en cuenta la analítica de sus materiales y el estado que presentan, se seguirá el siguiente proceso:

1º Limpieza y eliminación de reintegraciones inadecuadas 2º Retirada de retacado de juntas 3º Retirada de colonización biológica 4º Tratamiento biocida 5º Cosido y adhesión de fragmentos pétreos 6º Sellado de grietas y fisuras en elementos pétreos 7º Retacado de juntas 8º Reintegración de volumen de algunas piezas pétreas 9º Protección general de la superficie pétrea

La iglesia, que es del siglo XVI, fue incendiada durante la Guerra Civil, y es la más grande de toda la provincia.

Artículo anteriorRepunte del turismo mundial pero la recuperación sigue siendo frágil
Artículo siguienteEl joven equipo encargado de las colecciones del Museo Reina Sofía