El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, ha celebrado el Día de las Librerías reivindicando su carácter cultural y su capacidad de resistencia y de arraigo, así como de adaptación y de atracción de lectores, con sus recomendaciones y su atención personalizada.

El día, instaurado por la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), pretende visibilizar la labor cultural y social de las librerías, desde su contribución al fomento de la lectura, destacando la estrecha relación que establece el librero con el cliente, a su aportación a la vertebración cultural y social de los barrios en los que están situadas.

El ministro, que se confiesa lector voraz, asiduo a las librerías, ha aprovechado la celebración para animar a la lectura en su visita al Café del Libro La buena Vida, de Madrid, ganadora del Premio Librería Cultural 2018 que concede CEGAL, por prestar especial atención a la edición independiente y a la creación contemporánea en castellano.

Artículo anteriorLa BNE inaugura “Xacobeo. Las huellas del camino”
Artículo siguienteÚltimas tecnologías arqueológicas en el monasterio de San Pedro de Arlanza

Deja un comentario