Se ha presentado a los medios la exposición “Xacobeo. Las huellas del camino”, organizada por la Biblioteca Nacional de España, la Xunta de Galicia y Acción Cultural Española en el marco de la programación del Año Xacobeo, 2021-2022.

La muestra se articula en torno a las múltiples expresiones que el Camino ha producido desde hace más de nueve siglos, cuando se concedió la condición de año jubilar a todos aquellos en los que el 25 de julio coincide en domingo.

“Es una oportunidad para ver manifestaciones artísticas de diversa índole que permanecen en manuscritos, incunables, mapas, prensa, dibujos, grabados, pintura, escultura, carteles, fotografía, música, cine… que muestran la impronta que la temática Jacobea ha dejado durante siglos y que ayudan a entender el fenómeno que supone actualmente el Camino de Santiago”, ha explicado Ana Santos Aramburo, directora de la BNE.

Por su parte, José Andrés Torres Mora, presidente ejecutivo de Acción Cultural Española ha destacado que “la propuesta del comisario nos ayuda a entender el valor universal del Camino. La exposición nos habla de todos los caminos que recorre la humanidad”.

El conselleiro de Cultura, Educación e Universidade de la Xunta de Galicia, Román Rodríguez, destacó la voluntad de cooperación entre las distintas instituciones que ha hecho posible abrir una “ventana directa” a las peregrinaciones a través de esta muestra, que hace ahora su primera parada en Madrid para viajar después a Galicia. Destacó la oportunidad que supone para la Comunidad gallega divulgar la historia del Camino de Santiago en un escenario como la Biblioteca Nacional de España “en una clara muestra del valor universal del Camino de Santiago”.

Se refirió también al rigor académico con el que se ha trabajado para ofrecer “una visión integradora de la realidad social, cultural, espiritual y política que rodea el universo xacobeo”, y ayudar a comprender “en toda su esencia la identidad colectiva de los europeos”.

Lo que pretende la exposición es destacar la riqueza histórica, cultural, patrimonial, natural y humana de esta ruta de peregrinación, solo equiparable a las de Roma y Jerusalén. Especialmente, reseñará la vocación continental del fenómeno jacobeo, haciendo honor a su condición de primer itinerario cultural europeo que el Camino ostenta desde 1987 por el Consejo de Europa.

Un recorrido por las acepciones de la palabra huella

El título de “Las huellas del Camino” engloba las diferentes líneas temáticas de la exposición y toma como eje los distintos significados que en castellano tiene la palabra huella. Entre ellos, por significativo, uno que recoge el diccionario pero que no es de uso común en España (sí en varios países iberoamericanos): “huella es camino”, como dijo Antonio Machado.

“Huella” -señala en los textos de sala el comisario Darío Villanueva- significa también mención o alusión que se hace de algo, como así ocurre con el Camino en la literatura universal, y en tipografía se refiere a las formas que plasma la imprenta, a los grabados, litografías o xilografías de lo que esta exposición ofrece una muestra. Y a la vez se entiende por huella toda impresión profunda y duradera de una vivencia o experiencia humana, como así ocurre con el Camino entre los peregrinos. Finalmente, la huella “es también el rastro, seña, vestigio que deja alguien o algo”. En la exposición se incluyen asimismo testimonios de ello en la cinematografía y la historia de la música desde el Medievo.

Según el comisario, “una muestra así titulada, pretende subrayar la vocación europeísta que distinguió desde el principio este prodigioso fenómeno de la ruta jacobea”.

Esta voluntad continental, europeísta, es una verdadera columna vertebral para sustentar a lo largo de los tiempos la pertenencia diversa y pluralista de los distintos pueblos de Europa a una historia y una cultura compartida, pero al tiempo, ya en pleno siglo XXI, se muestra cada vez más abierta a la integración de huellas físicas, culturales y espirituales dejadas por peregrinos ahora ya procedentes del universo mundo.

De los 211 originales expuestos en la muestra, más de 100 pertenecen a los fondos y colecciones de la BNE, pero también se ha contado con piezas procedentes de importantes colecciones particulares. Entre las obras destacadas se encuentran las Partidas de Alfonso X (BNE) o una Biblia sacra del S.XIII (BNE), la reproducción de Instrumentos Musicales del Pórtico de la Gloria (Fundación Barrié), un cuadro de Santiago Zebedeo de Murillo, una maqueta de la Catedral de Santiago (Instituto de Estudios Gallegos) o las fotografías del Camino de Xurxo Lobato.
Sobre el comisario y su equipo:

Darío Villanueva exdirector de la RAE y expresidente de la Asociación de Academias de la Lengua española (ASALE), es Profesor emérito de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada de la Universidad de Santiago de Compostela de la que fue rector. Presidió REBIUN, la Red de Bibliotecas de las Universidades españolas. Ha sido nombrado Doctor honoris causa por catorce universidades de América, Asia y Europa, la última de ellas la Universidad Nacional de Educación a Distancia, con laudatio de José Romera Castillo (23/01/2020).
A la labor del comisariado se une un equipo curatorial formado por: Carmen Manso, Juan Manuel Monterroso, Paolo Caucci y Xose Luis Barreiro. Expertos que han desarrollado cada una de las secciones expositivas.

“Xacobeo. Las huellas del camino” se podrá ver en la Sala Recoletos de la BNE del 11 de noviembre de 2021 al 6 de febrero de 2022. Con posterioridad, durante los meses de marzo a mayo de 2022, la muestra se podrá visitar en la Cidade da Cultura de Galicia de Santiago de Compostela.

Artículo anteriorEl entorno del castillo de Gormaz pasa a la Lista Roja
Artículo siguienteMiquel Iceta celebra el Día de las Librerías

Deja un comentario