La quesería andaluza Quesos y Besos ha ganado la 33ª edición de los World Cheese Awards, certamen que se celebra dentro del marco del Asturias Paraíso Natural International Cheese Festival en Oviedo.

Quesos y Besos es una quesería artesanal donde el queso ha alcanzado la excelencia y donde todo gira alrededor del compromiso, no solo con el producto sino con la familia, el entrono y el medioambiente. La quesería abrió sus puertas en 2017 y cuenta con tan solo seis trabajadores/as.

Olavidia es el nombre del queso ganador. Elaborado con leche de cabra de raza malagueña, se trata da un queso que contiene una misteriosa línea negra, de menos de un milímetro, que cruza de lado a lado. Una línea de ceniza procedente de huesos de oliva de la provincia de Jaén que modifica ligeramente la textura.

Silvia Peláez y Paco Romero son los maestros queseros de esta joya gastronómica que se elabora en la provincia de Jaén. Un producto que no para de darles alegrías.El certamen

El concurso internacional de queso más importante del mundo ha contado con la participación de 4.078 quesos y un jurado compuesto por 240 personas llegadas a Oviedo desde diferentes puntos del planeta.

Tras una primera criba, el jurado a seleccionado 88 quesos, denominados Super Gold. .A continuación, los 16 jueces supremos han seleccionado los 16 quesos que han participado en la gran final. Una final celebrada en el auditorium del Palacio de Congresos y Exposiciones con más de un millar de personas en la sala. Tras más de dos horas de deliberación, Olavidia de Quesos y Besos ha sido galardonado como el mejor queso con 103 puntos de valoración, 5 más que el segundo clasificado.

Artículo anteriorESTAMPA cerró ventas de obras de 219 artistas
Artículo siguienteMAÑANA, moda y arte sostenible, en IFEMA MADRID

Deja un comentario