Poster para la temporada de 1997 del Ballet Tech. Fotografía de Lois Greenfield

El Museo Nacional de Artes Decorativas (MNAD), museo de titularidad estatal perteneciente al Ministerio de Cultura y Deporte, inaugura una exposición dedicada a una de las diseñadoras gráficas más influyentes a nivel internacional: Paula Scher. El museo se suma así, un año más, a la muestra internacional de diseño Madrid Gráfica.

La exposición recoge la versatilidad del trabajo de Scher, desde sus comienzos en la industria musical hasta sus más conocidos trabajos de identidad e intervención en espacios arquitectónicos, pasando por una amplia selección de carteles. Gracias a su característico estilo pop y a su uso audaz de la tipografía, las imágenes de esta icónica artista y diseñadora gráfica han entrado a formar parte de la lengua vernácula estadounidense.

Scher fue la primera directora de la agencia de diseño Pentagram,​ a la que se unió en 1991. A lo largo de su carrera, ha desarrollado sistemas de identidad y marca, materiales promocionales, portadas de discos, gráficos ambientales, envases y publicaciones para una amplia gama de clientes incluyendo, entre otros, Windows, Citibank, The High Line, el MoMA o The Metropolitan Opera. Entre todos estos proyectos destaca, por su extensión y heterogeneidad, el realizado para el teatro neoyorquino Public Theater, proyecto al que se le dedica una sala en la muestra.

La muestra, que podrá visitarse de forma gratuita hasta el próximo 16 de enero, se enmarca en Madrid Gráfica 21, cita organizada por DIMAD (Asociación de Diseñadores de Madrid) y el Ayuntamiento de Madrid, con el apoyo del Foro de Empresas por Madrid, para subrayar el valor de la gráfica en la comunicación visual, la cultura y la economía, así como para poner en valor al diseño gráfico como actividad comprometida con su entorno.

Foto: Poster para la temporada de 1997 del Ballet Tech. Fotografía de Lois Greenfield

Artículo anteriorDel grano al píxel. Cine y archivos en transición
Artículo siguienteProyectos culturales conjuntos del Museo Reina Sofía y el Centro Niemeyer

1 COMENTARIO

Deja un comentario