Juan José Luna, conservador del Museo Nacional del Prado vinculado a la institución desde 1969, falleció el 23 de marzo de 2020, habiendo designado al museo heredero universal de todos sus bienes mediante testamento de 25 de mayo de 1995.

Esta herencia incluye una vivienda que ha sido enajenada mediante subasta pública presencial por el importe de 3.230.000 €, que se destinará a la adquisición de obras de arte, cumpliendo así, el deseo del que fue conservador de la institución.

Para Juan José Luna (Madrid, 1946-2020), el Prado era “un centro que está muy próximo, por la historia que despliega, los tesoros que guarda y porque ha determinado durante largo tiempo mi vida”.

Artículo anteriorLa exposición sobre Berlanga inicia su andadura en Sevilla
Artículo siguiente«Horizonte olvidado de arena» de Javier Atienza en Bellas Artes UCM

Deja un comentario