La exposición que el próximo mes de octubre presenta el Museo Picasso Málaga es El París de Brassaï. Fotos de la ciudad que amó Picasso, que mostrará la obra de uno de los más reconocidos fotógrafos europeos de la primera mitad del siglo XX, quién con su trabajo contribuyó a elaborar la imagen universal del Paris eterno.

Las fotografías de Brassaï invitan a quien las observa a pasear por el Paris del Sena, de Notre Dame, los lupanares y los mercados. Su evocación del universo artístico y social es notable en muchas de sus imágenes del ambiente intelectual parisino comprometido de los años treinta y cuarenta del pasado siglo, desde Sartre a Beckett. Por ello, la exposición incidirá asimismo en la relación profesional y de amistad que Brassaï mantuvo con Picasso que lo consideró como el mejor fotógrafo de su obra.

El París de Brassaï. Fotos de la ciudad que amó Picasso está organizada con el patrocinio de la Fundación Unicaja y la colaboración especial de Estate Brassaï succession, Paris; Institut Français, Sevilla y Musée National Picasso-Paris.

Procedente de Hungría, Brassaï llega a París en 1924. Poco a poco va descubriendo el dinamismo urbano y la particular idiosincrasia social de la gran metrópolis. Si primero explora sus noches, con el paso del tiempo llegará a realizar una precisa radiografía fotográfica de su arquitectura y de sus gentes. De este modo se integra en la fascinante comunidad intelectual y artística vanguardista parisina – de la que Picasso forma parte – convirtiéndose, en uno de sus más brillantes testigos fotográficos. De las muchas relaciones que establece en París con escritores, ensayistas, dramaturgos o artistas visuales, la exposición en el Museo Picasso Málaga incidirá en la estrecha y fecunda relación profesional y personal que mantuvo con Pablo Picasso.

Como fotógrafo, Brassaï construyó una topografía visual de la ciudad de la luz (y de las sombras) de los años treinta y cuarenta del siglo pasado, pero esta exposición quiere además mostrarlo como un creador prolífico que dibuja, escribe y esculpe. Por ello, El París de Brassaï. Fotos de la ciudad que amó Picasso se divide en cuatro secciones en las que se relacionan el cine, las artes visuales, la literatura y la música, en torno a la fotografía de uno de los más reconocidos fotógrafos europeos de la primera mitad del siglo XX. El recorrido se inicia con Quién es Brassaï, mostrando una producción artística que se caracteriza por su libertad de expresión; París de día, plasma escenas de la vida cotidiana como si se mostraran por primera vez; París de noche, es un viaje a través de una ciudad en sombras, evocando la melancolía que emanan sus calles y personajes; y Conversaciones con Picasso, aúna trabajos de dos artistas que mantuvieron una larga relación profesional y personal.

El París de Brassaï. Fotos de la ciudad que amó Picasso presenta más de 240 fotografías, dibujos y esculturas provenientes en su mayoría de los fondos de los archivos de la familia Brassaï (Estate Brassaï Succession). Su trabajo se exhibe junto a obras de Pablo Picasso, Pierre Bonnard, Georges Braque, Lucien Clergue, Fernand Léger, Dora Maar y Henri Michaux, además de películas de época, carteles, partituras y abundante documentación.

La programación formativa y cultural del Museo Picasso Málaga versará durante otoño e invierno de este año en torno a la evolución de la imagen en el siglo XX: de la fotografía y el cine analógico hasta el digital. El París de Brassaï. Fotos de la ciudad que amó Picasso está organizada con el patrocinio de la Fundación Unicaja y la colaboración especial de Estate Brassaï succession, Paris; Institut Français, Sevilla y Musée National Picasso-Paris.

Brassaï (1899 – 1984)
Autorretrato en el bulevar Saint-Jacques, París, 1930-1932
Gelatina de plata, 29,6 x 22,9 cm
Estate Brassaï Succession, Paris
© Estate Brassaï Succession-Philippe Ribeyrolles

Artículo anteriorAcuerdo del Reina Sofía y Adif para promover el arte contemporáneo
Artículo siguienteEl Museo del Prado expone el arte de la América hispana

Deja un comentario