Nadie sospechaba que una escritora como Emilia Pardo Bazán pudiera incluir en su Biblioteca de la Mujer dos recetarios, pero así fue, componiendo dos de las mejores obras culinarias de España, desconocidas aún por el gran público y sin presencia hasta ahora en Wikipedia. Hasta ahora, porque desde el mes de septiembre ya es posible aproximarse a La cocina española antigua (1913) y a La cocina española moderna (1917) a través de la mayor enciclopedia del mundo.

La editatona #GastrónomasBNE celebrada los días 14 y 15 de septiembre dentro del marco de la exposición «Emilia Pardo Bazán: el reto de la modernidad» de la Biblioteca Nacional de España con motivo del Centenario de la autora y también gastrónoma, ha servido para difundir el legado de las mujeres en la gastronomía a través de los siglos y para destacar el valor de su trabajo en los diferentes campos que componen la cultura culinaria.

Los 26 participantes en la editatona han creado medio centenar de artículos en Wikipedia y han mejorado siete ya existentes, para dar visibilidad en el espacio digital a todas estas mujeres vinculadas con la gastronomía. Los voluntarios han desempeñado una labor voluntaria, altruista y libre. Así, mujeres profesionales fundamentales, capaces de perfeccionar la tradición o innovar en los fogones, como la asturiana Esther Manzano o la madrileña Pitila Mosquera ya cuentan con artículo en Wikipedia en español. Periodistas y cronistas imprescindibles como Carmen Casas, Ymelda Moreno y Paz Ivision también han sido documentadas en las páginas digitales de la enciclopedia más completa del mundo.

Igual ha ocurrido con diversos recetarios y sus autoras, muchas de ellas invisibles e incluso invisibilizadas históricamente pese haber formado parte de la vida diaria de tantas familias a través de recetas transmitidas generación tras generación. Por fin María Rosa Calvillo Teruel y su Libro de apuntaciones de guisos y dulces (1740), el primer recetario español firmado por una mujer, tienen sus propias páginas. También la obra de Eladia Martorell “Carmencita o la buena cocinera” (1899) o la recetarista Ana María Herrera, a quien durante años se le borró intencionadamente la autoría.

Del mismo modo, se ha querido paliar el vacío de grandes gastrónomas extranjeras, mujeres que, como las citadas, podrían inspirar con su trabajo alrededor de la alimentación, con su investigación y su creatividad, con su amor por el paisaje y por la mesa compartida. Algunos ejemplos que ya se pueden consultar en castellano son los de las estadounidenses Alice Waters y Samin Nosrat, la marroquí Fatéma Hal, la egipcia Claudia Roden o la mexicana Abigail Mendoza, entre otras gastrónomas de Europa, Asia, África y América.
En la visibilización de estas mujeres, un primer paso es incluir sus biografías en Wikipedia en español, la enciclopedia gratuita que sirve de acceso al conocimiento para millones de personas al mes. Hablamos de las citadas y de muchas otras, porque la lista es extensa, por no decir inabarcable. Todas merecen formar parte de los índices de la historia gastronómica y también, por supuesto, de la mayor enciclopedia del mundo.

La editatona #GastrónomasBNE es una iniciativa del colectivo Los Recetarios y la Biblioteca Nacional de España, promovido por Wikimedia España, la Academia Madrileña de Gastronomía y Archivos Provinciales de Madrid. Organizada con el apoyo de The Foodie Studies y del máster Masterñam de la Universidad de Cádiz.

En palabras de la Presidenta de Wikimedia España, Florencia Claes, “en Wikipedia reducir las brechas en general, y la de género en particular, es esencial para lograr que las contribuciones de las mujeres se visibilicen. Las mujeres existieron y existen, solo que se las ha ocultado sistemáticamente y, afortunadamente, cada vez hay más personas sacando a la luz a estas mujeres y a sus contribuciones.”

Para la Biblioteca Nacional de España, no sólo “es un placer acoger y promover iniciativas de este tipo, sino que es un verdadero honor el contribuir al patrimonio cultural con estos contenidos, imprescindibles para entender no sólo nuestra gastronomía sino nuestra cultura y nuestra historia”.

Sobre las entidades organizadoras

Wikimedia España es una asociación sin ánimo de lucro, reconocida como entidad de utilidad pública, que promueve el conocimiento libre y los proyectos Wikimedia, entre los que se encuentra Wikipedia, en España.

Los Recetarios es un colectivo sin ánimo de lucro que trabaja a favor de la preservación de las recetas manuscritas y mecanografiadas de las generaciones pasadas, así como de la reivindicación de las gastrónomas que con su trabajo privado o público han aportado tanto a la gastronomía.

La Academia Madrileña de Gastronomía es una asociación cultural sin ánimo de lucro que tiene por objeto principal investigar, impulsar y divulgar la gastronomía de Madrid, de su Comunidad y de su entorno geográfico en todos y cada uno de sus diferentes aspectos: restauración, comercio, agricultura, ganadería y productos gourmet de elaboración artesanal, con especial interés en la investigación y difusión del ámbito cultural relacionado con la actividad gastronómica.

El Archivo Regional de la Comunidad de Madrid se convirtió en segunda sede de estas jornadas de trabajo con la asistencia de profesionales del ámbito de las letras, la cultura y el periodismo, entre otros. Este centro custodia los documentos generados por el Gobierno y la Administración autonómica madrileña y los producidos por la extinta diputación provincial de Madrid y los fondos históricos de municipios madrileños. Además, también pueden consultarse documentos de entes institucionales y empresas, así como de particulares que ingresan por compra, donación, depósito, legado o dación en pago de impuestos.

Artículo anteriorMás de 400 actividades en la Noche de los Libros
Artículo siguienteArranca HANGAR 52 Revolution del Mago Yunke en IFEMA

Deja un comentario