Museo del Prado. Foto LOGOPRESS

El Pleno del Real Patronato del Museo Nacional del Prado ha aprobado hoy, 28 de junio 2021, las cuentas de la institución en lo que ha sido, sin duda, el año más complicado de gestionar en la historia reciente, cuentas que han sido informadas favorablemente, sin salvedades ni limitación alguna, por la Intervención Delegada.

El resultado patrimonial a 31 de diciembre 2021 refleja un déficit de 18,5 millones de euros que contrasta con los 4,5 millones de saldo positivo con los que el Museo del Prado cerró el ejercicio 2019. Este resultado deficitario es consecuencia de una caída de ingresos global del 75,5% (de 33,3 a solo 8,1 millones).

La caída más significativa se produjo en los ingresos por venta de entradas que cayeron desde los 22,6 millones, siendo esta partida la primera por volumen de ingresos en 2019, a menos de 3,7 millones. Durante el año 2020 el número total de visitas fue de 852.161, pero más de 550.000 tuvo lugar antes del cierre del 12 de marzo. Estos datos contrastan dramáticamente con la cifra récord de visitantes lograda en 2019, que se elevó a más de 3,3 millones de personas.

El Presidente del Real Patronato, Javier Solana, destacó en su intervención el trabajo de todos los empleados del Museo “desde las áreas de administración hasta las de conservación, pasando por restauración, mantenimiento o seguridad, todos han hecho un sobreesfuerzo para que el Prado siguiera vivo y pudiera llegar al corazón de los españoles utilizando las nuevas formas de comunicación cuando las puertas no podían abrirse”. En 2020 el Museo batió sus récords de presencia on-line superando las cifras de la celebración del Bicentenario con más de 3 millones de seguidores en redes sociales y 7 millones de usuarios en su página web.

El Director del Museo, Miguel Falomir, en su informe al Real Patronato, destacó el valor artístico y simbólico de haber reabierto el Museo con un montaje como “Reencuentro” y luego abordar grandes exposiciones como “Invitadas” o “Pasiones Mitológicas”, proyectos refrendados con una excepcional acogida. A pesar de que la actividad se ha ido recuperando, Falomir, advirtió de que “la normalidad está volviendo más lentamente de lo esperado y se tardará en conseguir el retorno de los visitantes internacionales” y estimó que “la situación previa a la COVID-19 no se recuperará plenamente hasta 2023”. El número de personas que ha visitado el Prado en lo que llevamos de año 2021 es idéntico a las visitas que recibió el Museo en el mes de mayo de 2019, 302.000.

En el estado de ejecución presupuestaria destaca la estabilidad de la aportación de fondos públicos, que alcanzó los 15,2 millones de euros, una cantidad similar a la del ejercicio anterior si descontamos la transferencia extraordinaria que hubo en 2019 con motivo del Bicentenario. La directora adjunta de administración, Marina Chinchilla, quiso subrayar también el compromiso de los patrocinadores privados estables del Museo en estos difíciles momentos ya que todos ellos han mantenido sus aportaciones y apoyo a la institución. La diferencia en ingresos se corresponde con acciones que no se pudieron realizar debido a la Covid y que, por tanto, no generaron ni gasto ni ingreso.

Artículo anterior«Guernica Pervivencia de un mito» organiza el Museo Picasso Málaga y FGUMA
Artículo siguienteInauguración del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida

2 COMENTARIOS

  1. El problema del Museo del Prado no es la falta de ingresos, sino la ingente contratación de personal, absolutamente prescindible, de Nivel 1, que cobran una fortuna por no hacer nada o, en su defecto, hacer el trabajo que podría hacer cualquiera de los trabajadores de su mismo departamento.
    Pero claro, habida cuenta que hay que pagar favores y que hay muchos trabajadores en puestos relevantes que han ido consiguiendo colocar a familiares y amigos, así es imposible que haya beneficio alguno.

Deja un comentario