El Jurado del XXX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, convocado desde 1992 conjuntamente por Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca, ha decidido conceder el galardón de este año a la poeta Ana Luísa Amaral (Lisboa, 1956), considerada una de las voces más importantes de las letras portuguesas de las tres últimas décadas.

La presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos, ha dado a conocer el fallo del jurado, que ha valorado “toda su obra literaria como un mensaje de apertura, de respeto, de tolerancia y de reivindicación, también en clave anglosajona, que ha sabido unir con las letras portuguesas el valor de lo pequeño y lo cotidiano. Lo une casi con una revelación y una vivencia metafísica, y lo hace siempre desde una experiencia de ética, de compromiso con los derechos y las libertades, y sobre todo para que se oiga la voz de la mujer”.

Castellanos, que ha calificado a la premiada como “una mujer extraordinaria”, ha subrayado, citando a la propia autora, que “ha hecho de su poesía un lema: toda gran poesía es ética”. Por su parte, Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca (USAL), ha afirmado que la galardonada “representa y personifica algunos de los mejores valores ibéricos e iberoamericanos, y los de la Universidad de Salamanca. La defensa de la libertad, la dignidad de la persona, también de la equidad de género”.

El más importante galardón de poesía en español y portugués

El objetivo del Premio Reina Sofía es reconocer el conjunto de la obra de un autor vivo que por su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España. Este galardón se ha convertido en el más importante reconocimiento de poesía en español y portugués.

El premio tiene una dotación económica de 42.100 euros, que se añade a la edición de un poemario antológico del galardonado, con el estudio y notas a cargo de un destacado profesor de literatura de la Universidad de Salamanca, además de unas jornadas académicas sobre el poeta premiado.

Votación telemática

Por segunda vez consecutiva, los miembros del jurado han emitido sus votos de forma telemática debido a la actual situación por el Covid-19. Doce de sus miembros se han reunido en el Palacio Real de Madrid y el resto han intervenido de forma telemática.
El Jurado ha estado copresidido por la presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos, y el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, y formado por:
– Santiago Muñoz Machado, director de la Real Academia Española.
– Raúl Zurita, XXIX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.
– Ana Santos Aramburo, directora de la Biblioteca Nacional.
– Berna González Harbour, periodista y escritora.
– Alicia Gómez Navarro, directora de la Residencia de Estudiantes.
– Luis García Montero, director del Instituto Cervantes.
– Raquel Lanseros, poeta.
– Antonio Muñoz Molina, académico de la RAE.
– Jorge Luis Volpi, escritor mexicano.
– Marco Lucchesi, escritor brasileño.
– Araceli Iravedra, profesora de la Universidad de Oviedo.
– Geneviève Fabry, profesora Université Catholique de Louvain, Bélgica.
– Gabriela Menczel, profesora de la Universidad de Budapest, Hungría.
– Fanny Rubio, profesora de la Universidad Complutense de Madrid.
– Francisco Díaz Castro, profesor de la Universidad de las Islas Baleares.
– Selena Millares, profesora de la Universidad Autónoma de Madrid.
– Manuel Ambrosio Sánchez Sánchez, profesor de la Universidad de Salamanca.
– Mª Ángeles Pérez López, profesora de la Universidad de Salamanca.
– Mar Soliño Pazó, secretaria del Jurado.

Biografía de Ana Luísa Amaral

Ana Luísa Amaral (Lisboa, 1956) está considerada una de las voces más importantes de las letras portuguesas de las tres últimas décadas. Profesora en la Universidade do Porto, tiene un doctorado sobre la poesía de Emily Dickinson y publicaciones académicas acerca de la poesía inglesa y estadounidense, poética comparada y estudios feministas.

Adscrita a la generación portuguesa de los 80, como Amadeu Baptista e Isabel de Sá, quienes reflejan lo real atravesado por un nuevo confesionalismo, su escritura se nutre de una transfiguración íntima de los actos más cotidianos, de manera que trasciende una receta de cocina, o la memoria de miembros de su familia, para dar una visión distanciada e irónica de la existencia, en su propia búsqueda filosófica.

Dueña de una poesía con referencias en Emily Dickinson o William Shakespeare, Amaral vincula la lírica anglosajona con la portuguesa de los modernistas (Pessoa y Mário de Sá-Carneiro) o posteriores (Jorge de Sena o Sophia de Mello Breyner Andresen).

Coautora del Diccionario de la crítica feminista (2005), su poesía ha sido traducida a varios idiomas y se ha publicado en Francia, Brasil, Italia, Suecia, Holanda, Venezuela, Colombia, México y Alemania. De su obra poética destacan títulos como Minha senhora de quê (1999), Coisas de partir (1993), Às vezes o paraíso, (2000), Imágenes (2000), A génese do amor (2005), Entre dois rios e outras noites (2008), Escuro (2014), E Todavia (2015), What’s in a name (2017), entre otros. Como flamante ganadora del XXX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, anteriormente ha sido galardonada con el «Grande Prémio» de la Asociación de Escritores Portugueses, en 2008, por su libro Entre Dois Rios e Outras Noites, y el Premio Giuseppe Acerbi de Italia en 2007.

Ana Luísa Amaral también cuenta con una extensa muestra de literatura infantil: Gaspar, o Dedo Diferente e Outras Histórias (1999), Gaspar, o Dedo Diferente (2011), A Tempestade (2011), Como Tu (2012), Lengalenga de Lena, a Hiena (2019), A História da Aranha Leopoldina (2019). Por último, en teatro ha destacado por obras tales como O olhar diagonal das coisas y Como Tu, además de ensayo, véase Arder a palavra e outros incendios (2018), y ficción, con Ara (2013).

Deja un comentario