El Ministerio de Cultura y Deporte, a través del Observatorio de Museos de España (OME) e impulsado por la Subdirección General de Museos Estatales, ha presentado coincidiendo con la celebración del Día Internacional de los Museos, los resultados del estudio ‘Los museos españoles ante la pandemia de COVID-19’. El estudio retrata el momento de cierre de los museos provocado por la pandemia y la actividad en los meses inmediatamente posteriores a la reapertura.

Por su parte, el Laboratorio Permanente de Público de Museos del Ministerio de Cultura y Deporte ha anunciado que trabaja en un estudio complementario sobre el impacto de la COVID-19 para valorar el impacto de la crisis sanitaria sobre las actitudes y hábitos del público de los museos.

El periodo de estudio comprende los meses de marzo a noviembre de 2020 y en él han participado 255 museos españoles de todas las comunidades y ciudades autónomas (aproximadamente un 18 % de los museos españoles) mediante la cumplimentación de una encuesta online. Un 78 % de los museos participantes en la encuesta son de titularidad de la Administración Pública, y el resto privados o de titularidad mixta.

Cierre y reapertura de museos

El estudio sitúa en 91 días la media de duración del periodo de cierre consecuencia del RD de 14 de marzo que declaró el Estado de Alarma para la gestión de la crisis sanitaria y que supuso la suspensión de la apertura al público de establecimientos no esenciales (como los museos). El porcentaje de museos encuestados que reabrió tras el cierre es del 96 %, aunque un 30 % lo hizo con menos salas abiertas y/o horario restringido. Un 31 % de ellos tuvo que cerrar con posterioridad por motivos derivados de la pandemia.

Evolución de las visitas tras la reapertura

Las visitas cayeron un 81 % de marzo a noviembre de 2020, respecto al mismo periodo en 2019, siendo el periodo veraniego, entre junio y agosto, el que registra una caída menor (73 %). Las visitas escolares y las visitas turísticas son los sectores de público más afectados, mientras que los visitantes locales, procedentes del mismo municipio o provincia, ganaron en importancia. Una consecuencia de ello es que un pequeño grupo de museos, en torno a un 8 % del total de encuestados y la mayoría de titularidad local, registra incluso un aumento en su número de visitas, en los dos últimos trimestres del período estudiado, entre junio y noviembre.

Impacto en la actividad cultural presencial

El esfuerzo realizado por los museos no se limita a la apertura de la exposición permanente. En cuanto a la actividad cultural presencial, el 68 % de los museos ha retomado la programación, si bien la mayoría con reducciones y adaptaciones. Dos tercios de las instituciones informan de un descenso en el número de actividades programadas, en torno al 75 % respecto al mismo periodo de 2019.

La programación de exposiciones temporales se ha visto también muy reducida: el 49 % de los museos señalan que pospusieron o cancelaron el 75 % o más de las exposiciones programadas.

Destaca la acogida de las actividades: en un 55 % de los casos, los aforos permitidos se han cubierto en al menos un 75 %. Un 37 % de los museos indica que han llenado completamente los aforos permitidos en todas las actividades.

La actividad digital

La actividad digital ha sido una de las líneas de trabajo más importantes, tanto durante el cierre como tras la reapertura. Los museos la han utilizado como herramienta para mantener el contacto con el público y para apoyar la reapertura a través de campañas en su web o redes sociales. El 68 % de los museos ha aumentado la disponibilidad de materiales en su web, sus redes sociales u otras plataformas. Es muy significativo que en la mayoría de museos (86%) ha aumentado el número de seguidores de las redes sociales y de la interacción con ellos. Sin embargo, las consultas a las webs registran caídas durante el confinamiento, lo que parece indicar que sus visitas están ligadas a la visita presencial.

Además y frente a la inestabilidad laboral del país durante la pandemia, el 78 % los museos encuestados declara que la plantilla propia ha permanecido invariable en número, frente al 55 % que afirma lo mismo en el caso de los contratos externos. Un 34 % de los museos indican que el personal contratado se ha reducido.

Algunas conclusiones de la encuesta

– Durante el cierre los trabajos de preservación e investigación del patrimonio siguieron adelante, y se dio gran impulso a la conexión digital con el público.

– El esfuerzo por reabrir los museos y mantener su actividad cultural presencial y sus servicios, demuestra su resiliencia y su compromiso con la sociedad.

– El público local ha permitido a los museos reconectar con los públicos de cercanía. La ausencia de turistas se percibe como un factor fundamental en la pronunciada caída de las cifras de visitantes. Destaca la preocupación de los profesionales por recuperar el público escolar.

– Las redes sociales se reafirman como vía de comunicación entre el museo y su público, mientras que la visita a las páginas web está muy ligada a la preparación de la visita física. Se advierten dificultades para alcanzar la plena transformación digital.

– Algunos profesionales perciben el futuro de los museos como incierto, pero son muchos los que aprecian posibilidades para renovarse, incluso defienden un cambio de paradigma en la relación con los públicos o una revisión de la identidad de los museos.

Ver informe completo pinchando AQUÍ

Artículo anteriorComité Organizador de España en Feria del Libro de Fráncfort 2022
Artículo siguienteTiempo de anchoa, boquerón, bocarte… Comienza su temporada de pesca

Deja un comentario