El patio de cristales del edificio del Ayuntamiento de Madrid en la Plaza de la Villa ha acogido esta tarde el acto en memoria de las víctimas del Holocausto.

El acto comenzó con la proyección del video “El álbum de Auschwitz”, que puede verse en este enlace.

Posteriormente se dio paso a la intervención de la presidenta de la Comunidad Judía de Madrid, Estrella Bengio, quien afirmó “cada vez son menos los testigos que permanecen en vida. Debemos asumir el deber que ellos asumieron y convertirnos desde ahora, todos nosotros en testigos, ese es ahora nuestro reto”.

Posteriormente tomó la palabra el director del Centro Sefarad-Israel, Miguel de Lucas, quien recordó que “frente al antisemitismo tenemos la paz y la palabra» y señaló la «distorsión y la banalización del Holocausto» como dos de las principales problemáticas actuales en el recuerdo de la memoria de las vícitmas.

El Encargado de Negocios de la Embajada de Israel en España, Assaf Moran, por su parte, afirmó que “es nuestro deber recordar siempre al mundo que el Holocausto fue sobre todo un plan criminal contra el pueblo judío”.

Posteriormente, la violinista Rocío Cabello interpretó la composición “Eli Eli” compuesta por Hannah Szenes. A continuación tuvo lugar el encendido de las seis velas en memoria de las víctimas del Holocausto. La primera, en memoria de los seis millones de judíos asesinados en persecuciones, guetos y campos de concentración, fue encendida por la Samuel Bengio y Daniel Mazin, de la Asociación Yad Vashem España. La segunda, vela en memoria del millón y medio de niños judíos asesinados por los nazis, la encendieron Patricia Weiss y Eva Rodríguez, hija y nieta de la superviviente de Auschwitz, Violeta Friedman.

La tercera se encendió en memoria de los otros colectivos que padecieron la barbarie nazi: gitanos, deportados republicanos españoles, personas con discapacidad, homosexuales, testigos de Jehová, y otros colectivos. Fue encendida por el presidente Pleno del Ayuntamiento, Borja Fanjul, y por Amara Montoya, presidenta de la Asociacion Romi Serseni. La cuarta vela fue encendida por la hija del diplomático Ángel Sánz Briz, que salvó a miles de judíos durante el Holocausto, Ángela Sanz Briz, en memoria de los Justos entre las Naciones, aquellos quienes a riesgo de sus vidas salvaron a miles de perseguidos, y en memoria de quienes fueron protegidos por ellos.

La quinta le correspondió a Assaf Moran, encargado de Negocios de la Embajada de Israel, en honor a los supervivientes que rehicieron sus vidas en Israel y en la diáspora. Y la última vela fue encendida por el Alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Esta última vela simboliza la preservación de la Memoria de las víctimas del Holocausto y de los Justos entre las Naciones; por la ineludible responsabilidad de luchar contra el negacionismo, rechazar el odio, combatir la indiferencia y elevar los principios de la convivencia y de la vida misma.

El acto continuó con la intervención del Gran Rabino de España Moshe Bendahan, quien dio lectura a “Male Rajamim” en hebreo y español. A ello siguió el visionado del testimonio de Anette Cabelli, superviviente de Auschwitz, ya desaparecida, que puede verse en este enlace.

El Alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, fue el encargado de cerrar el acto con un discurso en el que destacó que «pocos pueblos han demostrado tanta resiliencia a lo largo de la historia como el pueblo judío» y señaló que «tenemos la obligación de recordar lo que sucedió y poner los medios para evitar que vuelva a suceder»

Artículo anteriorMecenazgo de competencias para la sostenibilidad del sector cultural
Artículo siguienteEspaña se mantiene a la cabeza del sector editorial europeo

Deja un comentario