El festival proyectará este año 150 películas en sus diferentes secciones. Rodríguez Uribes puso en valor “el esfuerzo de la Seminci por celebrar el encuentro en circunstancias tan difíciles”.

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ha vuelto a mostrar su respaldo al sector cinematográfico español con su asistencia a la gala inaugural de la 65ª edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid. Rodríguez Uribes valoró la Seminci “como festival de autor y recordó su origen como cine religioso”. Además, puso en valor “el esfuerzo por llevarlo cabo en circunstancia tan difíciles”.

A su llegada, acompañado por la directora del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), Beatriz Navas, fue recibido por el alcalde Valladolid, Óscar Puente, y el director del festival, Javier Angulo. El festival abrió con la película ‘Nieva en Benidorm’ de Isabel Coixet, a quien recientemente Rodríguez Uribes entregó el Premio Nacional de Cinematografía en San Sebastián. El ministro dio su enhorabuena a la directora, laureada con la Espiga de Honor, con quien se encontró, junto a su equipo, momentos antes de acceder al Teatro Calderón.

El festival vallisoletano, que se celebra del 24 al 31 de octubre, proyectará este año 150 películas en sus diferentes secciones, 29 de ellas estrenos internacionales, adaptando su formato y sus horarios a la normativa sanitaria vigente. La Seminci rinde, además, homenaje a Miguel Delibes en su centenario, con la proyección, en dos sesiones especiales, de las películas ‘Mi tío’, de Jacques Tati, y ‘Un tranvía llamado deseo’, de Elia Kazan, dos de los títulos favoritos del escritor vallisoletano.

Foto de familia de la gala inaugural

Deja un comentario