Compartir

¿Quién no conoce al personaje de las películas de acción James Bond?. El 5 de octubre se ha celebrado el aniversario de James Bond, el personaje de ficción que creó en 1953 el escritor británico Ian Fleming.

El conocido Agente 007, encarna el personaje de un agente del Servicio Secreto Británico con licencia para matar. A través de una serie de novelas y cuentos, el autor dio a conocer a James Bond y lo perfiló como un individuo duro, mortífero, sofisticado y con grandes dotes de seducción.

Con gran elegancia y versatilidad, es el arma favorita del MI6 cuando hay que solucionar algún conflicto que pueda alterar la paz mundial promovido por la organización criminal SPECTRA.

Un personaje de tal índole debía llevarse a la gran pantalla, y por ello, en 1962 se estrenó la primera película del Agente 007, “Agente 007 contra el Doctor NO”. El elegido para representar al personaje fue el actor escocés Sean Connery. El mismo representó las entregas “Desde Rusia con amor”, “Golfinger”, “Operación Trueno”, “Sólo se vive dos veces” y “Diamantes para la eternidad”.

A pesar de que el personaje de Bond ha sido encarnado por numerosos actores como Barry Nelson, Bob Holness, Bob Simmons o David Niven entre otros, según un estudio realizado por la revista Cultture, Connery fue el primero que representó formalmente al Agente 007 en una producción cinematográfica, dado que estos actores únicamente lo encarnaron en adaptaciones televisivas, como películas no oficiales, series de televisión o programas de radio.

En 1967, Sean Connery hizo un paréntesis como protagonista de la saga y en 1969 George Lazemby tomó el relevo participando en una única entrega, “Al servicio secreto de su majestad”. En 1971 Connery regresó con “Diamantes para la eternidad”.

En 1973, Roger Moore fue el siguiente actor elegido para interpretar el papel de Bond por el perfil que compartía con el personaje. Continuó con la saga con títulos como “Vive y deja Morir”, “El hombre de la pistola de oro”, “La espía que me amó”, “Moonraker”, “Sólo para sus ojos” y Octopussy”. El año que se estrenó este último film, 1983, los productores convencieron a Sean Connery para otra nueva entrega y esto dio como resultado “Nunca digas nunca jamás”, una especie de remake de Operación Trueno.

Tras este impasse, en 1985 Roger Moore asumió nuevamente el personaje en “Panorama para matar”, con la que concluyó su participación en la saga.

En 1987, Timothy Dalton sucedió a Moore en dos nuevas entregas, “Alta tensión” y “007 Licencia para matar” y en 1995, Pierce Brosnan fue el nuevo 007 protagonizando “Goldeneye”, “El mañana nunca muere”, “El mundo no es suficiente” y “Muere otro día”.

El Agente 007 actual está interpretado por el actor Daniel Craig, el James Bond del siglo XXI, tanto por los medios técnicos empleados como por la temática de las películas que ha interpretado. Títulos como “Casino Royale”, “Quantum of solace”, “Skayfall”, “Spectra” y “Sin tiempo para morir”, aún no estrenada por motivo de la pandemia.

Para muchos, James Bond es un personaje inmortal, atemporal y suficientemente preparado para restablecer el equilibrio entre las fuerzas del bien y del mal gracias a las nuevas técnicas y recursos proporcionados por el MI6 y su departamento Q. Es un héroe merecedor de enfrentarse a grandes villanos que pongan en peligro la estabilidad mundial y un galán que se lleva a la chica una vez se ha restablecido el equilibrio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.