Compartir

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza prorroga la exposición de Joan Jonas: Moving Off the Land II, hasta el 9 de septiembre 2020. Una muestra con la que la artista neoyorquina culmina tres años de investigación en acuarios de todo el mundo y en aguas de Jamaica por encargo de TBA21 Academy. La muestra, instalada por primera vez en el Ocean Space de Venecia en marzo de 2019, aborda el papel que el océano ha desempeñado en las culturas a lo largo de la historia como referente totémico, espiritual y ecológico, e incorpora esculturas, dibujos, sonido y nuevas producciones de vídeo.

Joan Jonas (Nueva York, 1936) es una de las artistas más relevantes de su generación. Desde la década de 1960, ha destacado por los experimentos realizados en campos como la performance, el videoarte y el arte conceptual, que continúan siendo clave en el desarrollo de géneros artísticos contemporáneos. En un momento en el que el arte comenzaba a traspasar los límites del espacio de la galería, Jonas creó un tipo de obra que confluía con la danza, la música y el teatro. Pronto comenzó, además, a interesarse por la relación del ser humano con la naturaleza, convirtiendo la defensa de los océanos en un tema recurrente en su producción.

El origen de la exposición se encuentra en la performance Moving Off the Land, en la que convergen literatura y mitología con bocetos y notas sobre el mar reunidos por la artista. Encargada en 2016 como conferencia-demostración por TBA21–Academy –plataforma de TBA21 que promueve la conservación de los océanos con programas interdisciplinares bajo la óptica del arte–, la pieza ha ido evolucionando hasta convertirse en una auténtica acción vanguardista que se ha presentado en ciudades como Viena, Reikiavik, Nueva York, Londres, San Francisco y Venecia.

Stefanie Hessler, comisaria de la muestra, explica que las nuevas obras de Jonas “se sumergen en lo más profundo de las aguas marinas, nadan con los peces que las pueblan e incorporan material literario y poético de escritores que se han aproximado a estas masas líquidas que cubren dos terceras partes del planeta”. Se trata de una voz en off que recita extractos de Moby Dick, de Herman Melville (1819-1891), de El alma de un pulpo, de la naturalista Sy Montgomery (Fráncfort, 1958) y del ensayo Undersea (1937), de labióloga marina Rachel Carson (1907- 1964), y que invita al espectador a realizar un viaje submarino.

En el montaje del Museo Thyssen, los vídeos se insertan en cinco nuevas versiones de la instalación My New Theater, unas construcciones concebidas como dispositivos de visualización de imágenes en movimiento que Jonas realiza desde 1997, en distintas dimensiones y formas. Se exhiben dos pequeñas estructuras de madera con un monitor en el interior y tres grandes instalaciones accesibles con vídeos proyectados, cada una de ellas dedicada a un tema diferente, como las sirenas, los espejos, los pulpos, las ballenas o los pescadores jamaicanos. El material fílmico de las performances se intercala con imágenes nuevas, que incluyen filmaciones en acuarios y aguas de Jamaica, tomas de criaturas biofosforescentes grabadas por el biólogo marino y experto en arrecifes coralinos y fotosíntesis David Gruber y secuencias de palabra hablada y movimientos, registradas en el estudio de Joan Jonas de Nueva York. El resultado es un homenaje a los océanos y a sus criaturas, a la biodiversidad y a la ecología, a la vez que una llamada de atención sobre los efectos del cambio climático y la extinción de especies.

“A medida que pasa el tiempo, tengo la esperanza de que el programa de TBA21 en Madrid proporcione más y más contenido y conciencia a la ya de por sí vibrante vida cultural de esta ciudad. Nosotros aportamos casi 18 años de arduo trabajo y compromiso para crear y desarrollar nuestro propio método de práctica artística. Seguimos creyendo firmemente que cuando se abordan de esta manera, las artes pueden convertirse en un poderoso agente de cambio que llega tanto al poder de arriba como al activismo de base, alcanzando un nuevo espacio creativo de acuerdo común”, afirma Francesca Thyssen-Bornemisza, fundadora de TBA21.

En la muestra se presenta, además, una selección de dibujos que la artista ha realizado en su estudio, basados en sus investigaciones en acuarios de todo el mundo. Procedente también de una de sus acciones artísticas, se muestra un gran dibujo original de una ballena realizado en mayo de 2019 en el Ocean Space. Esta ballena recibe a los visitantes en la entrada de la exposición, junto a una instalación sonora con sonidos emitidos por cachalotes, procedente de grabaciones proporcionadas por David Gruber.

Se expone así mismo la escultura Aquarium, una caja de vidrio que representa un montañoso paisaje submarino y que, como un antiguo gabinete de curiosidades, que se prestaba tanto al estudio científico como al entretenimiento, presenta a los visitantes varias especies marinas. Esta fue realizada en Venecia por artesanos locales, a partir de un diseño de Jonas inspirado, a su vez, en una postal del siglo XIX.

En el perímetro de la instalación, espejos de cristal de Murano sirven a la artista para jugar con el reflejo de las piezas y crear una mayor profundidad espacial. Elemento recurrente en la obra de Jonas, que los ha utilizado en sus performances desde finales de la década de 1960, los espejos difuminan la distancia entre la obra y el espectador, cuestionando la propia visión de la realidad. En el mundo actual, en el que la actividad del ser humano ha acelerado los efectos del cambio climático, estos reflejos sitúan a los visitantes como parte de un ecosistema, aludiendo a su codependencia de otras especies.

Datos de interés:
Joan Jonas: Moving Off the Land II
Museo Nacional Thyssen-Bornemisza (Paseo del Prado, 8. 28014, Madrid. Salas de exposiciones temporales, planta -1.)
Fechas: del 25 de febrero al 18 de mayo de 2020. PRORROGADA HASTA EL 13.09.2020
Número de obras: 5 estructuras de madera con proyecciones de vídeo, 1 escultura, dibujos y espejos.
Horario: De martes a viernes y domingos, de 10 a 19 horas; sábados, de 10 a 21 horas.
Lunes, de 12 a 16 horas, entrada gratuita
Tarifas: Entrada única: Colección permanente y exposiciones temporales:
– Entrada general: 13 €
– Entrada reducida: 9 € para mayores de 65 años, pensionistas y estudiantes previa
acreditación.
– Entrada grupos (a partir de 7): 11 € por persona
– Entrada gratuita: menores de 18 años, ciudadanos en situación legal de desempleo, personas
con discapacidad, familias numerosas, personal docente en activo y titulares del Carné Joven y
Carné Joven Europeo.
Venta anticipada de entradas en taquillas, en la web del Museo y en el 91 791 13 70

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.