Compartir
GRAN FURY. Kissing Doesn’t Kill [Besarse no mata] Estados Unidos, 1990. Color, sonido, vídeo, 2’10’’ (4 anuncios de 30’). Cortesía de Electronic Arts Intermix (EAI), Nueva York.

El nuevo ciclo Tiempos inciertos II. Representar la pandemia arranca este viernes con una sesión dedicada al activismo en vídeo y al cine experimental desarrollado con motivo de la pandemia de sida.

Constará de cuatro sesiones. Las tres primeras serán accesibles online a través del canal de Vimeo del Museo, y la última será presencial con la reapertura del Auditorio Sabatini y el preestreno de dos películas a nivel nacional. Barbara Hammer, David Wojnarowicz, Pepe Espaliú, Jean-Daniel Pollet , Yervant Gianikian o Rita Azevedo Gomes son algunos de los nombres protagonistas de este ciclo.

Entre el pasado 8 de mayo y el 4 de junio tuvo lugar la primera parte del ciclo audiovisual Tiempos inciertos I, que versó sobre la experiencia del confinamiento y fue concebido para ser visionado en la web del Museo Reina Sofía durante aquella situación de excepcionalidad. Ahora llega Tiempos inciertos I. Representar la pandemia, que nos presenta como una serie de artistas y cineastas de distintas generaciones han abordado la representación de diferentes pandemias en diferentes periodos: la Edad Media europea en tiempos de la peste, la América de las plagas mortales a comienzos del colonialismo o el mundo occidental durante las décadas de mayor propagación del sida.

Ahora que se produce una progresiva vuelta a la normalidad, el ciclo plantea reflexiones sobre las pandemias y sus representaciones en diferentes momentos y lenguajes audiovisuales. Serán tres sesiones online junto a una cuarta que supondrá la reapertura del Auditorio Sabatini. Posteriormente, desde finales de julio a finales de agosto, volverá el cine de verano al aire libre en las terrazas del Museo, con la entrega final de esta serie dedicada a los futuros posibles en este nuevo tiempo que nos ha tocado vivir.

Sida, la otra pandemia es el título de la primera sesión que se encuadra dentro de la programación especial ofrecida por el Museo durante la semana del Orgullo LGTBIQ+. Trata de la vida con el miedo al contagio y el combate contra la psicosis desinformativa que fue promovida por los medios de masas. Entre colectivos como Gran Fury y artistas como Pepe Espaliú, destacan Barbara Hammer, cuya obra sustituye la visión por la experiencia táctil en su investigación de un cine experimental lesbiano, y David Wojnarowicz, artista gay cuyo trabajo y vida fueron un ejercicio de supervivencia a contracorriente en los EE.UU de Reagan.

En La enfermedad son los otros, el cineasta Jean-Daniel Pollet medita sobre el nuevo orden social que produce una pandemia a partir de una de las últimas leproserías en Europa, una isla-cárcel cuyos habitantes viven en armonía entre sí y con la naturaleza. Vivir bajo la plaga recupera un bello y apenas conocido docudrama de la performer Meredith Monk, quien reconstruye en una temporalidad cíclica la cultura material y musical de la Edad Media durante la peste.

Finalmente, la última sesión, Danzas macabras y otras alegorías, reabre el Auditorio del Museo con el preestreno de dos películas a nivel nacional: un cortometraje realizado por el cineasta Yervant Gianikian durante el confinamiento, una profecía sobre los orígenes del virus encontrada en una película colonial de comienzos del siglo XX; y el largometraje de Pierre Léon, Rita Azevedo Gomes y Jean-Louis Schefer Danzas macabras, esqueletos y otras fantasías.

Imagen: GRAN FURY. Kissing Doesn’t Kill [Besarse no mata] Estados Unidos, 1990. Color, sonido, vídeo, 2’10’’ (4 anuncios de 30’). Cortesía de Electronic Arts Intermix (EAI), Nueva York.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.