Compartir
Museo Sorolla. Bargueño de producción valenciana del siglo XIX, aunque siguiendo modelos del siglo XVIII. Realizado en madera de nogal, hueso, hierro, pigmentos, oro y seda.

Bargueños, escritorios, papeleras, contadores, arquillas, etc. en todos los casos siempre se refieren a muebles donde se guardan escrituras y documentos. Fue uno de los muebles más populares en España, prácticamente todos los hogares del siglo XIX y principios del XX contaban con uno. Ahora es un mueble muy escaso.

Son piezas únicas y singulares. Hace unos años se vendían los bargueños  para las casas de campo, ahora es muy complicado encontrar alguno en el mercado. Los más valorados son los que tienen adornos de hueso, marfil o carey. En España la decoración más típica es de taracea de hueso o de talla sobre nogal.

Nuestros abuelos puede que aún conserven alguno, debemos de considerarlos como obras de arte. Es muy importante ser cuidadosos a la hora de conservar las llaves, el terciopelo original y los herrajes. Se puso de moda mantener los bargueños destapados para que se vieran los cajones y muchas veces la tapa se ha encontrado clavada en la parte posterior del mueble. Si quieres saber más lee “Bargueños, el mueble de los secretos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.