Compartir

La obra de Learoyd tiene múltiples referencias a la historia de la pintura, tanto por los temas como por la técnica. Sus fotografías en color y en blanco y negro son resultado de un proceso artesanal con una cámara oscura construida por él mismo. Una de las características más relevantes de las fotografías en color de Richard Learoyd es que se trata de copias únicas. Hasta el 24 de mayo en la sala Fundación MAPFRE Bárbara de Braganza.

Fundación MAPFRE ha presentado en Madrid, la exposición Richard Learoyd, que presenta la obra del artista británico en el punto álgido de su trayectoria, con una selección de 45 fotografías de gran formato en color y en blanco y negro que resume lo mejor de su trabajo realizado a lo largo de una década.

Richard Learoyd (Nelson, Reino Unido, 1966), es reconocido por sus obras fotográficas únicas, realizadas durante más de una década y que consisten, principalmente, en retratos de modelos vestidos o desnudos hechos en su estudio, pero también aborda otros temas como fotografías de animales, paisajes o espejos oscuros.

La obra de Learoyd tiene múltiples referencias a la historia de la pintura, tanto por los temas como por la técnica. Sus fotografías en color y en blanco y negro son resultado de un proceso artesanal con una cámara oscura construida por él mismo basada en antiguos principios ópticos.

Este instrumento le permite realizar sus retratos a color a gran escala, unas imágenes que no parecen fotografías. Tanto su forma de hacerlas como la de observarlas requiere una manera de mirar más detenida y atenta, una actividad más contemplativa que la inmediatez con la que solemos ver y fotografiar el mundo.

Su trabajo ha sido expuesto recientemente en el Victoria & Albert Museum de Londres (2015) y en el J. Paul Getty Museum de Los Ángeles (2016). Sus fotografías se encuentran en colecciones de los principales museos del mundo, entre los que destacan el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, el Centre Pompidou de París, el Victoria & Albert Museum y la Tate de Londres, el San Francisco Museum of Modern Art, el Nelson-Atkins Museum of Art de Kansas City (Misuri) o la National Gallery of Canada de Ottawa, así como en otras importantes instituciones y en numerosas colecciones privadas.

LA EXPOSICIÓN

El recorrido de la muestra es más temático que cronológico, combinando en las paredes de sus salas los paisajes, retratos y las naturalezas muertas.

Paisajes. Aunque Learoyd comenzó como un fotógrafo de paisajes que hacía fotografías clásicas en blanco y negro, su trayectoria se ha dirigido principalmente a los retratos.

En los últimos años, ha modificado su gran cámara oscura y la ha trasladado al exterior, ha fotografiado lugares muy conocidos como los del valle de Yosemite, en California, y también territorios menos familiares en Europa del Este.

Destaca uno de los paisajes realizados en España (en Lanzarote), resultado de un encargo de Fundación MAPFRE y que se incorpora a la Colección de Fotografía de la Fundación, que ya cuenta con otras dos obras del artista.

Retratos. Las personas reflejas en las fotografías de estudio del fotógrafo parecen muy contemporáneas. Sin embargo, poseen una cualidad atemporal que recuerda al arte del pasado. El artista, además de fijarse en los grandes artistas del Renacimiento, ha estudiado a pintores del siglo XIX, como Ingres.

Ingres también fue un gran maestro del desnudo y algunos de los cuadros que creó resuenan en las imágenes de figuras del fotógrafo. Aunque es la fotógrafa victoriana Julia Margaret Cameron quien tiene para él una importancia singular.

Naturaleza muerta. A Learoyd le ha interesado en particular la creación de naturalezas muertas, aunque las suyas sean sustancialmente distintas a muchas de las expresiones clásicas de este género en la historia del arte. Él ha repensado la «naturaleza muerta» dando especial énfasis al significado del término: se trata de vidas que han sido detenidas.

Algunas de estas fotografías se parecen a la imagen más clásica de los bodegones. Sin embargo, hay otras que son a la vez hermosas e inquietantes como son sus imágenes de animales muertos: la cabeza de un caballo seccionada o urracas y cisnes presentados como decoraciones colgantes.

Sus imágenes más originales son formas híbridas que él mismo ha esculpido con seres que una vez estuvieron vivos.

En la presentación de la muestra han participado la comisaria de la exposición Sandra S. Phillips, conservadora emérita de fotografía en el San Francisco Museum of Modern Art y comisaria de la exposición, Nadia Arroyo, directora de Cultura de Fundación MAPFRE, y el propio fotógrafo.

Foto: A la manera de Ingres, 2011
Fotografia única en paper Ilfochrome 121,9 × 188 cm
Pier 24 Photography, San Francisco © Richard Learoyd. Cortesía del artista y Fraenkel Gallery, San Francisco © Richard Learoyd. Cortesía del artista y Fraenkel Gallery, San Francisco

Hasta el 24 de mayo en la sala Fundación MAPFRE Bárbara de Braganza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.