Compartir

Rembrandt es, sin duda, el pintor holandés más importante del siglo XVII. Mientras que la mayoría de artistas de su época se especializaron en un género concreto, él sobresalió en numerosos campos, y no solo como pintor, también como dibujante y grabador. El género del retrato fue uno de ellos y, a pesar de haber alcanzado al igual que en los otros el máximo nivel, nunca hasta ahora se había dedicado una exposición en exclusiva a su faceta como retratista.

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza presenta Rembrandt y el retrato en Ámsterdam, 1590- 1670, que reúne una selección de retratos realizados durante su «siglo de oro», con la figura y la obra de Rembrandt como eje central. Una excepcional selección de casi un centenar de pinturas y grabados que incluye algunos de los mejores ejemplos, tanto de Rembrandt -39 en total- como de otros artistas de la época, para mostrar la gran variedad y extraordinaria calidad de su trabajo.

La muestra está comisariada por Norbert E. Middelkoop y cuenta con la colaboración de la Comunidad de Madrid y el apoyo de JTI. Las obras proceden de museos y colecciones de todo el mundo, con préstamos destacados del Amsterdam Museum, el Rijksmuseum de Ámsterdam, el Metropolitan de Nueva York, la National Gallery de Washington y The National Gallery de Londres, buena parte de ellos nunca antes vistos en España y, en algún caso, que dejan su museo prácticamente por primera vez, como el retrato de un joven procedente del Nelson Atkins Museum de Kansas. Destaca también el conjunto de grabados procedentes de la Biblioteca Nacional de España.

Como otros retratistas en Ámsterdam, Rembrandt estuvo condicionado por un mercado sujeto a las leyes de la oferta y la demanda pero, a diferencia de los otros artistas, él no dejó que la opinión de sus clientes o de sus colegas pintores interfiriera con su propio arte no convencional. Presentar su obra en esta exposición junto a la de sus contemporáneos, a la luz de sus también extraordinarios logros, permite apreciar en su justo valor la verdadera aportación de Rembrandt al arte del retrato. Igualmente, cabe destacar que tanto la muestra como el catálogo que la acompaña recogen el resultado de investigaciones recientes que han arrojado nueva luz sobre el desarrollo del retrato en Ámsterdam y, en concreto, sobre la obra de Rembrandt.

La Comunidad de Madrid colabora con el Thyssen-Bornemisza en ‘Rembrandt y el retrato en Ámsterdam, 1590-1670’

La consejera de Cultura y Turismo, Marta Rivera de la Cruz, ha asistido a la presentación de la exposición ‘Rembrandt y el retrato en Ámsterdam, 1590-1670’ en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza de Madrid. La muestra, que cuenta con la colaboración de la Comunidad de Madrid, aborda la faceta de Rembrandt como retratista a través de un total de 80 pinturas, 16 grabados y una plancha de grabado, algunos de ellos nunca antes expuestos en Europa.

‘Rembrandt y el retrato en Ámsterdam, 1590-1670’, está comisariada por Norbert E. Middelkoop, conservador del Museo de Ámsterdam, y permitirá a los madrileños y visitantes descubrir la variedad y calidad de la obra del célebre artista holandés. De este modo, quienes visiten el Museo podrán familiarizarse con las historias que hay detrás de los personajes retratados por Rembrant: parejas casadas, artesanos trabajando, niños, eruditos, hombres de negocios, los propios pintores, así como destacados retratos de grupo. La exposición podrá visitarse del 18 de febrero al 24 de mayo en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.

REMBRANDT Y EL RETRATO EN ÁMSTERDAM, 1590-1670
Del 18 de febrero al 24 de mayo de 2020
Comisario: Norbert Middelkoop

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.