Compartir

A menos de un mes para su apertura, TEFAF Maastricht 2020 calienta motores. Del 7 al 15 de marzo, la feria de arte y antigüedades más prestigiosa del mundo acogerá a 280 galeristas de renombre internacional que exhibirán más de 30.000 obras desde la antigüedad hasta nuestros días, atrayendo así a los más prestigiosos marchantes y coleccionistas de arte, así como a directores y conservadores de museos.

El abanico de arte que podremos encontrar en la 33ª edición de TEFAF Maastricht es casi inabarcable, desde piezas de arte asiático o egipcio, hasta obras en papel únicas, pasando por pinturas de grandes maestros, joyas extraordinarias, objetos decorativos de todas las épocas o muebles antiguos. Son muchas las historias y curiosidades que se esconden detrás de las piezas que se podrán ver en la feria. Aquí van sólo diez de ellas:

Una tiara en la boda del rey Jorge VI:

El especialista en joyas Hancocks (Stand 243) traerá a la feria esta espectacular tiara de diamantes, que llevó Marjorie Paget, mujer del VI Marqués de Anglesey, en la coronación del rey Jorge VI (padre de Isabel II de Inglaterra) en 1937. En tan majestuoso evento, la marquesa fue fotografiada para la revista Vogue por el reconocido fotógrafo real Cecil Beaton. La tiara está formada por una hilera escalonada de diamantes de más de 100 quilates de corte “old European” y “old mine”, que se puede separar para formar un collar rivière.

Un Van Gogh “vendido” por 45 libras:

Este Van Gogh redescubierto en el siglo XX de manera extraordinaria será, sin duda, una de las estrellas de esta edición de TEFAF Maastricht. Se trata del lienzo ‘Mujer campesina frente a una cabaña’, una de las pinturas de mayor calidad y tamaño que realizó el artista en 1885, durante su periodo holandés. En 1968, un periodista la compró por 45£ en una tienda de antigüedades de Londres. Aunque estaba firmada como ‘Vincent’, el dueño de la tienda pensaba que era de un artista con ese apellido. Sin embargo, y sospechando que podía tratarse de un Van Gogh, el comprador contactó con el curador de una exposición sobre el artista que había visitado recientemente, quién autenticó el trabajo tras una exhaustiva investigación. La obra con tan extraordinaria historia será expuesta por la Galería Dickinson (stand 402).

Un busto de Rossini para el Duque de Alba:

Este busto realizado en mármol, que representa al reconocido compositor italiano Gioachino Rossini, fue encargado al escultor neoclásico español José Álvarez Cubero por su mecenas, Carlos Miguel Fitz-James Stuart y Silva, el XIV Duque de Alba. Redescubierto recientemente en una colección privada alemana, según los académicos, es probable que el duque regalara el busto en 1831 al propio Rossini, de quien era amigo íntimo, para saldar parte de una deuda. El busto será presentado en la feria por la galería Joan Wijermars (stand 150).

Un Sorolla excepcional:

El galerista español, López de Aragón (stand 175), quien cumple 25 años como expositor en TEFAF Maastricht, devolverá al mercado un Sorolla de una calidad excepcional. Y es que el óleo ‘Fiesta valenciana’, pintado por el maestro valenciano en 1893, ha permanecido en una colección privada durante casi 40 años y no había estado en una exposición pública desde 1990. Procedente del periodo más brillante del artista y con un tamaño extraordinario (122×190 cms), la pintura ha pasado por algunas de las mejores colecciones españolas, como la de los March y la de la Banca López Quesada.

Rareza de la Edad de Bronce iraní:

La Galerie Kevorkian (stand 432) llevará a la feria una pieza muy peculiar de finales del III milenio- principios del II milenio a. C., perteneciente a una importante colección de arte antiguo de Oriente Próximo. Se trata del Acróbata, una pequeña figura masculina sentada en lo alto de una escalera. Realizada en bronce, su identidad y función sigue siendo un enigma a día de hoy. ¿Podría representar una práctica chamánica en la que el personaje intercede entre el mundo terrenal y el divino?, ¿o un acróbata preparándose para saltar al vacío?. Lo que sí es cierto es que, desde el comienzo del II milenio a.C., los acróbatas circularon dentro y fuera de las fronteras de Irán para demostrar sus trucos y habilidades de corte en corte.

Un mural de Chillida:

La galería catalana Mayoral (stand 445) expondrá Mural G-103, un mural en arcilla cocida y óxido de cobre creado en 1985 por Eduardo Chillida (1924 – 2002), que pertenece a una de las mejores épocas del artista. Se trata de una obra excepcionalmente rara; no se sabe exactamente cuántos murales realizó Chillida, pero en todo caso fueron muy pocos y, a día de hoy, no hay otros ejemplos de murales del artista a la venta. Además, el trabajo regresa por primera vez al mercado después de 30 años. Sin duda, una oportunidad única para los coleccionistas que acudan a TEFAF Maastricht 2020.

El primer tesorero del Antiguo Egipto:

La Galerie Cybele (stand 435) presentará esta excepcional estatua egipcia del Imperio Antiguo egipcio (2345-2181 aC), sin duda una de las piezas de mayor antigüedad que se podrá ver en la feria. Realizada en piedra caliza, está en muy buen estado de conservación con hermosos restos de policromía. La figura sentada representa a Hem-Min, quien fue “Tesorero del Dios, Supervisor del Ejército, Supervisor de los buscadores de oro, venerado con el Dios”, según se lee en una inscripción de la propia estatua.

Hem-Min fue gobernador del Alto Egipto, uno de los primeros en tener el cargo, y vivió a principios de la Sexta Dinastía, durante el reinado del rey Teti. Su tumba, en la montaña de El-Hawawish, contiene la capilla más grande excavada en la roca que se sabe sobrevive del Imperio Antiguo.

Armadura samurái del periodo Edo:

Los amantes del arte nipón, y especialmente de la historia de los samuráis, no deben perderse el stand de la Galerie Jean-Christophe Charbonnier (stand 184), uno de los nuevos expositores en TEFAF Maastricht. Especializado exclusivamente en armas y armaduras japonesas, una de las joyas que traerá a la feria será esta armadura Daimyô estilo Hon-Kozane Tachi-Dô. Procedente de la primera mitad del periodo Edo (S.XVII), está completamente recubierta de laca plateada (gindame). El elevado coste de esta laca, así como la complejidad técnica de fabricación, en combinación con una estructura hon-kozane (placas de hierro y cuero), hacen de esta armadura una pieza realmente excepcional y el único ejemplo de este tipo de armaduras conocido fuera de Japón.

La artista pop que trabajó para The Beatles:

Son pocos los expositores que presentan obras que proceden directamente del artista. Este año lo hará la galería The Mayor Gallery (stand 451), que llevará a la feria la escultura Old Lady II, de la artista pop americana Jann Haworth (1942). Considerada una de sus obras icónicas, está realizada en tamaño natural con tela, madera y relleno. Jann Haworth es también célebre por ser la coautora de la famosa portada del álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de The Beatles.

Una obra maestra de la cultura Guro:

En el “gu”, un culto de Costa de Marfil que venera un espíritu con el rostro de una mujer hermosa, las máscaras de este estilo específico son excepcionalmente raras. Algunas de ellas fueron muy veneradas y objeto de libaciones regulares que causaron la excelente pátina incrustada de varias capas en este ejemplo que la galería Yann Ferrandin (stand 605) llevará a la feria en su primer año como expositores.

El estilo y calidad de la talla indican que fue realizada por el Maestro de Buafle, uno de los artistas anónimos más excepcionales en Costa de Marfil, quien realizó tan sólo una docena de máscaras entre 1880 y 1930.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.