Compartir

El Museo Nacional del Romanticismo ha presentado la programación anual para rememorar los 200 años del inicio del Trienio Liberal (1820-1823) con una selección de piezas que se exhibirán a lo largo de todo el año en la sala III del Museo.

El Museo Nacional del Romanticismo ha organizado el año temático en cuatro trimestres. Cada uno se centra en uno de los hitos de este periodo, desde el pronunciamiento de Rafael del Riego el 1 de enero de 1820 hasta la llegada de los Cien Mil Hijos de San Luis tres años después.

Para ello, se ha diseñado un espacio expositivo en la Sala III del Museo, marco perfecto para esta propuesta ya que aquí se explican los antecedentes del reinado de Isabel II, entre los que se encuentra el Trienio Liberal. Por este motivo, junto con la vitrina dedicada al Trienio podrán contemplarse otras obras relacionadas con él y que normalmente se exhiben en esta sala.

En la vitrina dedicada al Trienio se destacarán piezas tanto del Museo Nacional del Romanticismo como otras prestadas para la ocasión por instituciones como el Museo de Historia de Madrid o la Biblioteca Nacional, así como por colecciones particulares.

El Trienio Liberal

Tras el regreso de Fernando VII, ‘el Deseado’, se derogó la Constitución de 1812, comenzando un periodo de gran inestabilidad política conocido como Sexenio Absolutista, durante el que se sucedieron diferentes insurrecciones.

El 1 de enero de 1820, triunfó el levantamiento del teniente coronel Rafael del Riego en Las Cabezas de San Juan, que volvió a proclamar la Constitución de 1812, instaurándose el liberalismo. Tras el levantamiento, Fernando VII se vio obligado a jurar la Constitución, se proclamaron varias medidas liberales y se constituyeron las Cortes Generales, dando lugar a un clima general de entusiasmo.

Con el tiempo se fueron generando varios conflictos internos, que aprovecharon el rey y sus partidarios, y que desembocó en el fallido golpe de estado del 7 de julio de 1822. Finalmente, el 7 de abril de 1823 el duque de Angulema lideró las tropas francesas conocidas como Los Cien Mil Hijos de San Luis, que pretendía restituir al monarca, acorralaron al Gobierno y las Cortes en Cádiz. Allí los liberales retuvieron como rehén a Fernando VII durante todo el verano. Tras este prolongado asedio, el Gobierno pactó con los invasores, permitiendo la salida del rey, que se reunió con el duque de Angulema en el Puerto de Santa María el 1 de octubre. De esta forma, comenzó la vuelta al absolutismo, un periodo conocido como la Década Ominosa, marcado por el terror y la represión.

Calendario
El pronunciamiento de Riego y el nacimiento de un héroe (4 de febrero – 3 de mayo).
La vuelta de la Constitución de 1812 (5 de mayo -2 de agosto).
La complicada vida del Trienio (4 de agosto – 1 de noviembre).
Amargo final: Los Cien Mil Hijos de San Luis (3 de noviembre -31 de enero).

Sala III – Museo Nacional del Romanticismo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.