Compartir

El miércoles 29 de enero se cumplen 69 años del fallecimiento de Evaristo Valle. En conmemoración, en el museo que lleva su nombre se presenta la obra inédita “Sin título”, relacionada con la serie de las pinturas negrras. Así mismo, el viernes día 31 se desarrollará también una conferencia a cargo de la doctora en Historia del Arte Gretel Piquer Viniegra.

Tomando como punto de partida este lienzo se desarrollará una conferencia que girará en torno a las obras de asunto social o político de Valle, tanto pictóricas, como literarias. Una temática pocas veces explorada y que permitirá un acercamiento diferente al pintor, combinando la observación y la lectura de textos, igualmente inéditos, de artista.

Sin título (de la serie pinturas negras), c. 1905

Representa este boceto al óleo una marcha o manifestación proletaria, en la que se adivinan hombres, mujeres y niños. La multitud camina tras un gran pendón negro, arengada por una figura masculina que enarbola lo que puede ser una gorra con su mano derecha. Tras este hombre, en último término a la izquierda, tres grandes construcciones horizontales, con sus pequeñas ventanas iluminadas. En el extremo opuesto de la escena, un obrero barbudo mira al espectador, en un juego de comunicación entre el cuadro y el observador muy habitual en la obra de Evaristo Valle. Una gran nube negra parece acompañar a los caminantes.

Las tonalidades oscuras -negros, grises, ocres- dominantes en el esbozo permiten ponerlo en relación con un conjunto de cuatro lienzos que Valle realizó hacia 1904, denominado en ocasiones como pinturas negras por las reminiscencias goyescas de sus asuntos y títulos y caracterizado por la configuración de los celajes en tonos ocres, con largas pinceladas que recorren la tela de lado a lado: ¡De dónde vendrán! (Fundación Museo Evaristo Valle. Depósito colección particular), Emigrantes (Fundación Museo Evaristo Valle), La muerte del poeta (Museo Casa Natal de Jovellanos) y una cuarta obra de título desconocido que representa a un enigmático personaje en primer término, seguido de un cortejo grotesco (colección particular), y cuyo significado podría ayudar a desentrañar este boceto.
Colabora:

Antes de su partida a París en 1898, no existe constancia de que las ideas de Valle fueran especialmente progresistas, pese a su trabajo como litógrafo. En Gijón, la primera noticia sobre asociaciones obreras vinculadas a la litografía se publicó en relación con el viaje propagandístico de Pablo Iglesias (1850-1925), presidente de la Federación Tipográfica, en 1892, pero los talleres no habían sufrido todavía acciones de huelga. Hasta 1900 no se constituyó la Sociedad de Artes Gráficas, anarquista, que con el paro en la Litografía Moré, en abril del mismo año, inició las luchas obreras en la ciudad. Por su parte, la sociedad de resistencia socialista “La Minerva” protagonizó la huelga de enero de 1904 en la Compañía Asturiana de Artes Gráficas. Valle trabajó en ambos talleres: en 1897, 1898 y 1900 en la Litografía Moré y en 1902, durante apenas dos meses, en la Compañía Asturiana de Artes Gráficas. Fue en la parisina Imprimerie Camis, a la que Evaristo llegó en octubre de 1898, con un contrato gestionado desde la Litografía Moré, y “donde había jóvenes huidos y despedidos de sus patrias”, el lugar en que el artista sintió “los primeros latidos de la gran tergiversación del mundo. Pero no había caído en el centro de un volcán, sino entre una agrupación de jóvenes, de distintas nacionalidades, que en París respiraban libertad y que trabajaban, muy honradamente, para ganarse el pan.”

Ya instalado en la capital francesa como pintor, en medio de la utopía socialista de las cités artísticas, merced a una pensión del Ayuntamiento de Gijón, el periodista Luis Bonafoux (1855-1918) -corresponsal del Heraldo de Madrid, dreyfusista y próximo al teórico anarquista Errico Malatesta (1853-1932)- presentaría a Valle en una de sus crónicas dedicadas a los españoles en París, en noviembre de 1903: “bien se me alcanza que haya venido de España a París el pintor asturiano Evaristo Valle, porque en París hay mas tela que pintar […]; pero en cualquier rincón del mundo donde estuviese él daría excelente fruto su talento […]. […] en esos lienzos de figuras humanas, atormentadas, admirables de verdad anímica y sentimiento espiritual, he vislumbrado un gran pintor […] que ha de llevar al lienzo parisién las ideas y las entrañas del gran Gijón, de ese pueblo de doctos y entusiásticos obreros, llamados por Malatesta el Estado Mayor de España…”,

La importancia de los temas sociales en las primeras producciones de Valle puede rastrearse asimismo en las críticas a la exposición monográfica que el pintor celebró entre los meses de mayo y junio de 1909 en el madrileño Salón Iturrioz, por entonces la galería más prestigiosa de la capital, y que fue ampliamente discutida en los círculos artísticos. Capaz de retratar primorosamente a “bellísimas damas y elegantes cocottes”, Evaristo podía mostrarse al mismo tiempo áspero y rudo, “observador sagaz y crítico sutil de tipos y costumbres”, en asuntos de palpitante realidad, donde ponía “algo de la amargura ambiente, en estas latitudes, cada día más vistas y vividas, de la desigualdad social. De donde resulta que Valle es poeta, pintor y sociólogo á la manera nueva que no excluye del arte ninguna asimilación de la realidad con todos los matices que le brindan las ansias del vivir moderno.”

Obras hoy desaparecidas como Impresiones de apaches -“seis tipos femeninos, vistos en las Barreras de París, candidatos de La Morgue, que atestiguan de un impresionismo y de una originalidad admirables”-, Hombres de acción -“combinación refinada […] que reproduce cuatro cabezas, de perfiles inverosímiles […] conturbados por la predicación anárquica”-, Orador del rojo pendón o ¡Sólo!, pueden imaginarse animadas del mismo espíritu que impregna este boceto. Gretel Piquer Viniegra. Enero de 2020

Exposición:
Sin título, de la serie de pinturas negras, c. 1905
Óleo sobre lienzo, 41 x 66,5 cm
Fundación Museo Evaristo Valle

A partir del miércoles, 29 de enero de 2020

Conferencia: “¿Hubo un Valle revolucionario?
A cargo de Gretel Piquer Viniegra
Viernes, 31 de enero de 2020, 19.00 h

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.