Compartir

Palencia se convertirá días 28, 29 y 30 de noviembre en el epicentro del arte y de la pintura hispano flamenca con motivo de la conmemoración en esta provincia castellana del quinto centenario de la muerte del pintor de origen flamenco Juan de Flandes. El artista vivió en la capital palentina desde el año 1509 hasta la fecha de su fallecimiento en 1519. Juan de Flandes —también conocido como Juan Flamenco— nació en 1460 en los Países Bajos, pero desarrolló gran parte de su carrera artística en España, donde se estableció hacia 1490. Está documentada su presencia en el reino de Castilla en 1496 para convertirse en pintor de la corte de Isabel la Católica hasta el año 1504, fecha de la muerte de la reina.

Fue entonces cuando Juan de Flandes decidió continuar con su labor artística en tierras castellanas. Su primera parada fue en Salamanca (1505), donde se le contrató el retablo para la capilla del Estudio. Antes de acabar 1509 se instaló en Palencia, donde firmó el 19 de diciembre el contrato para ejecutar las pinturas del retablo mayor de la Catedral, al que pertenece la Crucifixión que se muestra en el Museo del Prado. Si bien dejó inconcluso ese encargo, dejó en la ciudad otras obras magníficas como las ocho tablas para el retablo mayor de la iglesia de San Lázaro, que ya no se conservan en el templo, si bien se exhiben en El Prado y en la National Gallery of Art de Washington.

Juan de Flandes fue protagonista de la escena cultural y artística de Palencia, una ciudad donde se dieron cita los mejores artistas de la época en la Castilla de principios del siglo XVI, como Alejo de Vahía, Felipe Bigarny, Pedro Berruguete, Alonso de Portillo, el Maestro de Calabazanos o Gil de Siloe, entre otros.

Con el fin de rendir homenaje a uno de los artistas más reconocidos del Renacimiento español, Palencia celebrará un atractivo y sugerente programa de actividades culturales que girarán en torno a su vida y a su carrera artística, con el patrocinio de la Diputación de Palencia y de la Junta de Castilla y León, y que ha coordinado y organizado el historiador del arte y experto en gestión cultural Víctor del Campo, con la colaboración de GSADE (Sociedad de Amigos del Dibujo y la Estampa), El programa de actos ha sido presentado esta mañana en el Palacio Provincial en una rueda de prensa en la que han participado Víctor del Campo, el viceconsejero de Cultura de la Junta, Raúl Fernández Sobrino; y la diputada provincial delegada del área de Cultura, Deporte y Turismo, Carolina Valbuena; además de José Luis Calvo, delegado de Patrimonio de la Diócesis de Palencia, que colabora en varias actividades.

El programa se abrirá con un ciclo de conferencias magistrales que se celebrarán en la Biblioteca Pública de Palencia los días 28 y 29 de noviembre a cargo de ponentes de reconocido prestigio internacional, que figuran entre los mayores expertos del arte hispano flamenco y, en especial, en la figura de Juan de Flandes.

La entrada a las conferencias, que se desarrollarán en horario de mañana y tarde, es libre y gratuita, al igual que para el concierto con las celestiales voces de la Real Escolanía del Monasterio de San Lorenzo del Escorial, que pondrá el broche de oro el viernes 29, a las 20:30 horas, en un escenario que fue testigo hace cinco siglos de la técnica y la maestría del artista Juan de Flandes, la iglesia de San Lázaro.

El sábado 30 de noviembre se realizará una ruta por las Tierras del Renacimiento Palentino, una cita cultural para descubrir a grandes maestros como Pedro Berruguete y Alonso Berruguete, entre otros. Se visitarán las iglesias de Santa María en Becerril de Campos y Santa Eulalia en Paredes de Nava. Asimismo, también se acudirán a la instalación expositiva Descubre las obras, en la Catedral de Palencia, que brinda la experiencia de ascender al nivel del claristorio de las naves principal y del crucero (más de veinte metros de altura), lo que aporta al visitante un punto de vista espacial inédito y efímero de la arquitectura catedralicia, lo que permite la observación cercana de las bóvedas (trazado, aspectos constructivos, acabados, procesos de deterioro, trabajos de restauración in situ…), así como descender por el andamio instalado y observar el retablo mayor, y las tablas de Juan de Flandes, a menos de dos metros de distancia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.