Compartir

La exposición de la Comunidad de Madrid ‘¡Un brindis por el príncipe! El Vaso Campaniforme en el interior de la Península Ibérica (2500 – 2000 a. C.)’ se traslada hasta el próximo 12 de enero a la ciudad de León. Se trata de una producción de la Comunidad de Madrid, a través del Museo Arqueológico Regional, comisariada por Germán Delibes y Elisa Guerra, ambos investigadores de la Universidad de Valladolid.

La exposición cuenta con más de 400 objetos distribuidos en cinco áreas temáticas, que introducen al visitante en la cultura campaniforme como fenómeno artístico y social. Esta cultura está muy vinculada al surgimiento de una élite social que mostraba su riqueza a través de los ritos funerarios.

Con el hilo conductor del vaso campaniforme, la muestra recoge los resultados de las últimas investigaciones sobre este fenómeno que en la Europa de la Edad de los Metales unió lugares tan distantes como Andalucía o Escocia.

La organización de ‘¡Un brindis por el príncipe! El Vaso Campaniforme en el interior de la Península Ibérica (2500 – 2000 a. C.)’ ha permitido, además, dar a conocer avances que han revolucionado la arqueología, como los estudios de ADN que revelan cómo individuos asociados a los secretos de la metalurgia eran enterrados, con honores, a miles de kilómetros de sus lugares de origen, donde empezaban a construir un nuevo linaje.

GRAN RELEVANCIA ARQUEOLÓGICA

Esta exposición es una de las muestras arqueológicas más relevantes de Europa en la que se han recopilado más de 400 piezas procedentes de un total de 22 prestadores. En ella se pueden encontrar objetos de los yacimientos de Humanejos, Camino de las Yeseras, la Magdalena o Espartinas, de la Comunidad de Madrid; y de Fuente Olmedo, Villabuena del Puente o La Sima, en Castilla la Mancha, entre otros.

Especial mención merece la aportación de Castilla y León, tanto en contextos funerarios (Perro Alto en Valladolid; El Virganzal en Burgos; Dolmen de La Ermita en Salamanca, o el Túmulo de La Sima en Soria, entre otros) como en producción de materias primas como la sal (Molino Sanchón en Villafáfila, Zamora). La aportación internacional se completa con los ajuares funerarios procedentes de Escocia, la República Checa o Portugal.

Como complemento a los contenidos de la exposición, se han editado 4 videos que recrean los procesos de creación de la cerámica, la metalurgia, el tratamiento del oro y la fabricación del arco. Finalmente, mediante la técnica del videomapping, es posible contemplar un enterramiento campaniforme y su espectacular decoración mediante proyecciones en 3D.

Podrá visitarse en el Museo de León hasta el 12 de enero

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.