Compartir

El Instituto Cervantes acoge en su sede madrileña hasta el próximo viernes el Congreso Internacional Mujeres en el exilio republicano de 1939, un homenaje a las miles de mujeres que tuvieron que huir de España a raíz de la Guerra Civil. Las ministras de Justicia y de Educación en funciones, Dolores Delgado e Isabel Celaá, respectivamente, inauguraron el simposio, enmarcado en el 80º aniversario del gran exilio y que reúne a una treintena de profesionales (la mayoría mujeres): historiadores, profesores, catedráticos, hispanistas, etc.

El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, abrió la bienvenida recordando al poeta Jaime Gil de Biedma y su célebre Piazza del Popolo, en el que daba voz, en forma de monologo interior, a María Zambrano. Aquel temprano poema fue «una forma de asumir la herencia y la enseñanza» de la gran pensadora, que vivió en una España «bastante reaccionaria y machista».

«Han cambiado muchas cosas desde entonces», celebró García Montero. Las mujeres «han tomado la palabra y tienen el espacio que se merecen en una sociedad que estamos intentando transformar entre todos». Hoy, insistió, podemos estar orgullosos de nuestra democracia, de que España «esté en la vanguardia de muchas de las conquistas sociales que necesita Europa».

Pero «hay algo que no ha cambiado», apostilló: «Tenemos que sentir como nuestra la herencia de las mujeres republicanas porque son una parte muy importante de la lección que debemos aprender de nuestra historia». Recordó otras actividades del Cervantes relacionadas con el 80º aniversario del exilio republicano (como las celebradas en Orán o en Moscú) y avanzó que el Instituto llevará a cabo muchos más actos en esa línea de reivindicación y recuerdo.

Una memoria «falseada por la Historia»

La ministra de Educación y Formación Profesional en funciones dijo que el congreso «abordará la memoria del exilio desde la perspectiva de las mujeres», algunas destacadas por los cargos que ocupaban; otras muchas, anónimas, «hilos del tejido social español que se vio roto por el golpe de Estado».

Isabel Celaá recordó a María Teresa León, María Lejárraga, Dolores Ibarruri y otras tantas que sufrieron aquel drama colectivo. La pérdida de la República y el exilio supusieron «quedarse sin oxígeno» para medio millón de españoles que huyeron y para muchos de los que se quedaron. La República había conseguido avances importantes que se perdieron, y las mujeres se vieron «doblemente asaltadas en sus derechos y en su género».

Estos tres días de debates ayudarán a «comprender su memoria, falseada por la Historia», agregó, y se mostrarán nuevos aportes para seguir manteniendo una memoria «justa, fértil y necesaria». «La palabra de las exiliadas nos ilumina porque forma parte de nuestra mejor memoria», concluyó.

Dolores Delgado: «¿Dónde están las mujeres?»

Por su parte, la ministra de Justicia elogió la «heroicidad humana y entereza vital» de aquellas mujeres inspiradoras que defendían a sus familias, las libertades y la incipiente igualdad de aquellos años, y sufrieron el exilio, «fuente inagotable de sufrimiento».

El congreso, afirmó Dolores Delgado, contribuirá a «replantear y a reescribir la historia, que no es una historia completa, donde la mujer casi ni ha existido». ¿Dónde están las mujeres?, se preguntó la titular de Justicia, «las mujeres llenan las páginas no escritas de la historia». Pero sin las mujeres anónimas, «no seríamos lo que somos hoy».

Dolores Delgado dedicó buena parte de su intervención a recordar a cuatro mujeres juristas que desempeñaron cargos relevantes y fueron pioneras en la lucha por los derechos femeninos: Clara Campoamor, Victoria Kent, Julia Álvarez Resano y María Luisa Algarra.

Todas ellas soportaron afrentas e ignominias de compañeros varones, fueron blanco del odio de los vencedores, humilladas y denigradas. Las cuatro son ejemplo, dijo, de la lucha antifranquista, mujeres «que nos han marcado el camino; somos lo que somos por estas mujeres».

Exposición Pasos sin tierra

Organizan el congreso el Ministerio de Justicia, la Comisión Interministerial para la Conmemoración del 80.º aniversario del exilio republicano español y el Instituto Cervantes. Una cita dirigida y coordinada por Marifé Santiago Bolaños que incluye la exposición titulada Pasos sin tierra. Homenaje a las mujeres del exilio republicano. La muestra, cuya comisaria es Gina Aguiar, está formada por 50 tótems con imágenes de aquellas mujeres, contextos de Beatriz Bergamín y Ana Labordeta. Podrá visitarse en la sede del Cervantes (c/ Barquillo 4, Madrid) hasta el 3 de noviembre.

Foto: Desde la izquierda, Carmen Noguero, secretaria general del Instituto Cervantes; Dolores Delgado, Luis García Montero, Isabel Celaá y Ricardo Mairal, rector de la UNED, posan junto a la Caja de las Letras en la sede del Instituto Cervantes. Foto: Instituto Cervantes / Fernando Gutiérrez.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.