Compartir

Las imágenes de Struth buscan apercibir al público sobre cuestiones fundamentales como el espacio público, los lazos familiares, la naturaleza, la cultura, o los límites de las nuevas tecnologías.

Las relaciones que se establecen entre sus diferentes trabajos resaltan la capacidad de Struth para combinar el análisis con la creación de imágenes poderosas de múltiples sujetos y medios.

La evolución artística de Thomas Struth está marcada por las preocupaciones sociales: la fragilidad de la existencia, los efectos de la globalización o la inestabilidad de las estructuras sociales son algunos de los temas que plasma con elegancia formal.

La exposición alberga el único autorretrato de Struth, del año 2000, contemplando a su vez el Autorretrato de Alberto Durero del año 1500.

El Museo Guggenheim Bilbao presenta la exposición Thomas Struth, un viaje completo por el innovador trabajo a lo largo de cinco décadas de uno de los fotógrafos europeos más influyentes de la posguerra, cuya evolución artística se ha visto marcada por las preocupaciones sociales.

Las imágenes de Thomas Struth (Geldern, Alemania, 1954) tienen un carácter distintivo por las preguntas que plantean, en torno a temas como el espacio público, los lazos familiares, la naturaleza y la cultura, o los límites de las nuevas tecnologías. Así, Struth aborda cuestiones fundamentales como la inestabilidad de las estructuras sociales o la fragilidad de la existencia humana a través imágenes con una elegancia formal que suscitan la participación y empatía del público hacia estos temas.

THOMAS STRUTH
– 2 de octubre, 2019 – 19 de enero, 2020.
– Comisarios: Thomas Weski, Curator, Berlín; y Lucía Agirre, Curator, Museo Guggenheim Bilbao.
– Exposición organizada por la Haus der Kunst, Munich en colaboración con el Museo Guggenheim Bilbao.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.