Compartir

El pasado Consejo de ministros, a propuesta del ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, ha acordado tomar razón de las obras de emergencia en el Museo de Málaga para la sustitución de las unidades de producción térmica así como de la dirección facultativa y la coordinación de seguridad y salud por un importe de 713.900 euros.

Transcurridos dos años desde la inauguración del Museo, los servicios técnicos del actual Ministerio de Cultura y Deporte, al que está adscrita la titularidad del Museo de Málaga, han analizado que no es posible reparar los equipos térmicos que se instalaron en el museo durante su construcción y que deben ser sustituidos de manera inmediata.

El riesgo que supone dejar al museo sin climatización, tanto para las obras de arte, como para el personal que trabaja en salas y los visitantes, hace que la tramitación de las obras no se realice por un procedimiento ordinario de contratación, sino por emergencia, de acuerdo con la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, que establece que cuando concurre un grave peligro para las personas y el patrimonio, la Administración debe actuar de manera inmediata.

Las obras se han iniciado el 26 de junio y la inversión presupuestaria se realiza con cargo a los presupuestos del organismo autónomo Gerencia de Infraestructuras del Ministerio de Cultura y Deporte.

Un museo dedicado al Arte y la Arqueología que alberga más de 15.000 piezas

Ubicado en el Palacio de la Aduana, el Museo de Málaga es de titularidad estatal y gestión transferida a la Junta de Andalucía. El museo fue inaugurado el 12 de diciembre de 2016, tras una rehabilitación integral del edificio y una renovación de su discurso museográfico que supuso una inversión del Estado de 40 millones de euros.

Actualmente, el museo acoge en una única sede más de 17.500 piezas procedentes de los antiguos Museos de Bellas Artes y Arqueológico de Málaga, y es uno de los espacios museísticos destacados en la ciudad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.