Compartir
Don Quijote de la Mancha (princeps) detalle.

Leer El Quijote es casi una obligación, pero si el libro está acompañado por grandes ilustraciones, se convierte en un placer de reyes.

Las primeras imágenes del Quijote de las que se tiene noticia corresponden a un texto francés Seconde partie de 1’histoire de l’ingénieux et redoutable chepalier Don Quichot de la Manche, París, 1618. Las que habían aparecido con anterioridad en las portadas de dos de las impresiones de Lisboa en 1605, por ejemplo, repetían el estereotipo de caballeros y escuderos que habían heredado de los viejos libros de caballerías.

Las primeras ilustraciones del Quijote realizadas en España fueron las de Diego de Obregón hacia la segunda mitad del siglo XVII. La mayoría son copias de las que habían aparecido en los Países Bajos y, aunque su ejecución resultó muy tosca, supo captar mejor que sus modelos la expresión y el movimiento de los personajes (Madrid, 1674). Concebidas originalmente como una serie de lujosos tapices, las ilustraciones de Charles-Antoine Coypel (1694-1752) para un Quijote publicado en 1725 reflejan sobre todo escenas divertidas y cortesanas. Fueron las más reproducidas e imitadas de las ilustraciones dieciochescas. (Seguir leyendo…)

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.