Compartir
Antonio López -©Foto LOGOPRESS

Los talleres artísticos de Cian-m Fabero en León se celebran del 1 al 13 de julio de 2019. El plazo de inscripción está abierto hasta el 10 de junio de 2019

Taller de Pintura. Antonio López: del 1 al 4 de julio; Taller de pintura de Paisaje. Félix de la Concha: del 10 al 13 de julio; Taller de iniciación a la Serigrafía textil. Juan Doggenweiler: del 5 al 7 de julio y Taller de Dibujo y Escultura: Tomás Bañuelos Ramón: del 6 al 9 de julio.

En el taller de Antonio López La naturaleza muerta junto al modelo vivo se muestran como el punto de partida de la creación pictórica, realidades que se escapan a cada pincelada captada. Con el fin de compartir y enriquecer la experiencia del alumno con la realidad, Antonio López propone un dialogo entre la fugacidad del instante en contraposición con la necesidad del pintor de hacer perdurable, y casi eterno, ese momento que llamó su atención.

Junto a esta experiencia directa del trabajo en el taller el alumno podrá compartir sus inquietudes plásticas con el maestro Antonio López García. Todo ello dentro de un entorno de trabajo y contemplación silenciosa pero activa, de microcosmos que se desvanecen ante nosotros sin reparar en ellos.

Este taller está dirigido a alumnos licenciados o egresados, universitarios de las Facultades de Bellas Artes o pintores autodidactas con una edad mínima de 18 años cumplidos.

El objetivo del curso impartido por Félix de la Concha será capturar los impresionantes paisajes industriales de Fabero a través de la pintura. En esta ocasión animará a los participantes a explorar los restos del paisaje minero de Fabero, en El Bierzo leonés. Plazas limitadas.

El artista Félix de la Concha, de origen leonés y residente en América, es una de las figuras más representativas de nuestro tiempo. Mostrada su obra ampliamente en España, será en los Estados Unidos, tras recorrer la geografía americana con sus pinturas, donde tenga una presencia constante con exposiciones y obra en instituciones como el Columbus Museum of Art, el Carnegie Museum of Art, el State Museum of Pennsylvannia o el Hood Museum of Art.

Mark Francis, director de la Galería Gagosian en Londres escribió: El logro excepcional de Félix de la Concha es haber revitalizado esta tradición centenaria con una comprensión contemporánea de la posibilidades de la pintura. (del texto para «One a Day». Carnegie Museum of Art)

En el taller de Juan Doggenweiler estampar camisetas puede resultar más sencillo de lo que parece, si se hace a través de la serigrafía. Esto es así porque la serigrafía es una técnica de estampación.

A la estampación la define la presencia de una matriz, razón por la que no a todas las imágenes reproducidas las podemos llamar estampas. Estampar es la mecánica básica de la reproducción de imágenes, con muy poca tecnología, y con gran facilidad de acceso. Y si al pensar en técnicas de estampación, se nos viene a la cabeza la imagen de la vieja prensa en un taller lleno de cubetas, debemos tener presente, que tan matriz es la plancha grabada al aguafuerte como el tampón confeccionado con un trozo de patata. Muchos nobles procedimientos de estampación tienen su versión doméstica, como por ejemplo el grabado en relieve, que se puede estampar con una cuchara de madera, habilitando una facilidad de acceso que es igualmente aplicable a otras técnicas de estampación. La serigrafía no es ajena a esta faceta de técnica de manualidades, con la singularidad de que confluyen en ella la posible facilidad de acceso, con la peculiaridad de una técnica que continúa utilizándose habitualmente en estampación textil y de cartelería.

Tomás Bañuelos Ramón, a través del dibujo, como proceso de creación, nos adentra en el campo de la escultura. La materialidad de la realidad cotidiana se entremezcla con la poética del creador dando lugar a un terreno de batalla en el que el alumno crea un relato donde la realidad visible se entremezcla con sus propias inquietudes plásticas. Partiendo del bodegón y el desnudo, con modelo vivo del natural, los alumnos materializarán sus propuestas plásticas a través de un dibujo, un relieve o una escultura de bulto redondo de pequeño formato.

Como complemento al trabajo en el taller, el alumno podrá compartir sus reflexiones y preocupaciones estéticas con el maestro Julio López Hernández durante la última jornada. Todo ello dentro de un entorno de trabajo y contemplación silenciosa pero activa que servirá como punto de partida en el camino de la creación de una pequeña obra escultórica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.