Compartir
Miriam Cahn, schlafen, 1997. Instalación, dimensiones variables. Detalle: óleo sobre lienzo nº 4 de 13. Galería Meyer Riegger Karlsruhe y Galería Jocelyn Wolff. Foto: Francois Doury © Miriam Cahn

El Museo Reina Sofía abre al público, el miércoles 5 de junio, otra nueva exposición temporal con la que propone realizar un recorrido por la obra de la la artista suiza Miriam Cahn (Basilea, Suiza, 1949) desde sus inicios en la década de los 70 hasta la actualidad.

Miriam Cahn desarrolla una práctica artística atrapada entre la opresión y la fascinación. Sus obras representan figuras que saturan el campo pictórico en un espacio vacío sin apenas referentes. Estos seres fantasmales y alucinatorios poseen rasgos esquemáticos y primitivos: sus cuerpos, a menudo desnudos, centellean iluminados por una luz fluorescente y artificial, mientras que sus rostros, de aspecto vulnerable, dibujan gestos violentos y perturbadores. Los arquetipos que pueblan este universo iconográfico conducen a interpretar su pintura a partir de temas existenciales, como la soledad, la sexualidad, la violencia y la destrucción, al tiempo que remiten, junto con sus textos, a situaciones concretas, como las guerras del Golfo y los Balcanes, el accidente nuclear en Chernóbil o la actual crisis de los refugiados y el movimiento #MeToo.

El tiempo es importante en el trabajo de la  Cahn, en este caso explica “Siempre trabajo desde el presente”. Para ella, revisitar sus obras anteriores se convierte en la oportunidad de mantenerlas con vida, a la vez que en un modo de dar distintos sentidos a su propia existencia, en diferentes configuraciones e intersecciones entre el tiempo de la biografía, la naturaleza, la historia y la historia del arte.

Concebida como “una forma biográfica de ver el mundo”, esta muestra incluye obras en diversos formatos: dibujo, pintura, escultura, fotografía o vídeo que se mezclan en diferentes series y Räume (habitaciones), abordando los temas cruciales que han preocupado a la artista a lo largo de toda su trayectoria: la guerra y la violencia, la sexualidad, la naturaleza, la familia o la muerte.

Dibujos a gran escala, colores brillantes o perspectivas inusuales perturban la percepción del espectador respecto a lo que se le da a ver. Si para Cahn el arte es político, lo es en su capacidad para sensibilizar al espectador a través de su exposición a las obras. De ahí la importancia que adquiere la instalación de estas en el espacio, tarea que la artista lleva a cabo dando entrada a la intuición y permitiendo un amplio margen de improvisación en el proceso del montaje.

Miriam Cahn. Ha expuesto su obra internacionalmente en numerosas muestras individuales y colectivas en diferentes museos y centros de arte como la Kunsthalle de Basilea (1983), el Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York (1984), la Kunsthaus de Zúrich (1993), la Fundación La Caixa de Madrid (2003), la Neue Nationalgalerie de Berlín (2004), Le Plateau de París (2012) o el Museo Tinguely de Basilea (2017). Ha participado también en citas relevantes como las documentas 7 (1982) y 14 (2017) de Kassel.

Datos de interés:
Miriam Cahn. Todo es igualmente importante
Museo Reina Sofía, Edificio Sabatini, Planta 3
Fechas exposición: del 5 junio al 14 octubre, 2019

Organización: Museo Reina Sofía
Comisariado: Ana Ara y Fernando López
Con el apoyo de: Embajada de Suiza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.