Compartir
Yacimiento arqueológico de Nahal Efe, en Israel. / Foto: IMF

Un equipo internacional co-dirigido por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Israel Antiquities Authority investiga la sociedad de los últimos cazadores recolectores, en el yacimiento neolítico de Nahal Efe, en Israel, que tiene una antigüedad de 10.000 años. Nahal Efe es probablemente el mayor poblado de esta época de todo el desierto de Neguev (Israel). Hace apenas una semana empezó la cuarta campaña de excavaciones arqueológicas en este yacimiento. La excavación permitirá conocer una sociedad que se sitúa en plena revolución neolítica, una etapa histórica de la que surgió la civilización.

“Las dimensiones del yacimiento, el creciente número de edificios residenciales identificados y la gran inversión de trabajo hecha en la construcción de las cabañas (que tenían incluso muros de piedra con suelos enlucidos) nos llevan a concluir que Nahal Efe era un poblado de cazadores recolectores relativamente grande, y totalmente o en buena medida sedentarios”, explica Ferran Borrell, de la Institución Milà i Fontanals del CSIC, que codirige la excavación junto a Jacob Vardi, de la Israel Antiquities Authority.

La extensión del yacimiento se estima en cerca de 2.000 metros cuadrados. El poblado está formado por cabañas semicirculares de piedra de alrededor de entre tres y cinco metros de diámetro. Se han excavado tres cabañas y una docena más han sido identificadas en superficie, lo que constituye un verdadero poblado. Su conservación es excelente, con los muros de piedra preservados hasta casi un metro de altura.

El proyecto tiene como objetivo estudiar el proceso de difusión del Neolítico en las regiones semidesérticas del Oriente mediterráneo (Neguev, Sinaí, sur de Jordania), así como conocer la interacción entre los últimos cazadores recolectores de dichas regiones con las poblaciones vecinas, ya plenamente agrícolas durante el Neolítico.

Otro objetivo fundamental del proyecto es estudiar cómo interaccionaba la sociedad con el entorno en condiciones muy áridas, así como averiguar si los cambios climáticos del Holoceno Inicial tuvieron algún impacto en el desarrollo de las primeras comunidades agrícolas del sur del Levante mediterráneo.

Reconstruir las actividades de subsistencia y el entorno del poblado

Los trabajos realizados en las campañas anteriores se centraron en definir la extensión del yacimiento, verificar su cronología, y estimar el estado de conservación. La presente campaña persigue establecer el grado de contemporaneidad de los distintos edificios excavados, conocer la organización interna del poblado, así como las técnicas arquitectónicas utilizadas en la construcción de las grandes cabañas circulares de piedra documentadas hasta la fecha en el yacimiento.

“Esto nos aportará los primeros datos sobre el número de personas que podría haber formado dicha comunidad, así como su grado de movilidad”, explica Borrell. En esta campaña están recogiendo datos que permitan hacer una reconstrucción de las actividades de subsistencia de la comunidad, y recuperando los abundantes restos botánicos (carbones, polen y fitolitos). Estos últimos “aportan datos clave para la saber cómo era el entorno del poblado, y cuáles eran las especies vegetales que utilizaban tanto para combustible y como alimento”, explican.

Parte de los resultados obtenidos difieren significativamente del modelo de poblamiento que tradicionalmente se había aceptado para esta región: un modelo según el cual el Neguev habría estado habitado por pequeñas bandas de grupos nómadas de cazadores recolectores. En cambio, los resultados muestran que se trataba de un poblado grande y sedentario. En esta dirección apuntan otros datos, como puede ser la presencia de hojas de hoz con lustre de cereal y un buen número de útiles de molienda en el yacimiento.

El de Nahal Efe es actualmente el único proyecto arqueológico español en el estado de Israel y está financiado por la Fundación Palarq, el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, el propio CSIC, la Israel Science Foundation, la Levi-Sala CARE Foundation y el Centre de Recherche Français à Jérusalem (CNRS-CRFJ).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.