Compartir
De izquierda a derecha: Miguel Falomir, Director del Museo Nacional del Prado; Christina Simmons, Executive Director de American Friends; Almudena Sánchez, Restauradora del Museo del Prado y Simonetta Brandolini d’Adda, Presidenta de Friends of Florence, junto a La Anunciación de Fra Angelico. Foto © Museo Nacional del Prado.

Andrés Úbeda, Director Adjunto de Conservación del Museo del Prado; Simonetta Brandolini, Presidenta de Friends of Florence; y Christina Simmons, Directora Ejecutiva de American Friends of the Prado Museum, han presentado La Anunciación, núcleo de la exposición “Fra Angelico y el origen del Renacimiento florentino”, tras su reciente restauración, junto a Fernando García, Presidente de la Fundación Iberdrola España, miembro Protector del Programa de Restauraciones del Museo del Prado.

La generosa colaboración de Friends of Florence y American Friends of the Prado Museum, que asciende a un total de 150 mil euros aportados al 50% por ambas instituciones, con el Museo del Prado ha permitido acometer la restauración de La Anunciación, así como de otras obras ajenas al Prado que también formarán parte de la gran exposición: “Fra Angelico y el origen del Renacimiento florentino”, una muestra que contará con casi ochenta piezas y estará comisariada por Carl Brandon Strehlke, Conservador Emérito del Philadelphia Museum of Art.

Datada a mediados de la década de 1420, La Anunciación de Fra Angelico, núcleo central de la muestra, es el primer altar florentino de estilo renacentista en el que se utiliza la perspectiva para organizar el espacio, y en el que las arquerías góticas se abandonan a favor de formas más rectangulares, de acuerdo con los diseños que Brunelleschi perseguía en sus innovadores planteamientos arquitectónicos de San Lorenzo y Santo Spirito.

La restauración

La Anunciación y la expulsión de Adán y Eva del jardín del Edén (antes de la restauración) FRA ANGELICO Temple y oro sobre tabla, 190,3 x 191,5 cm; 162,3 x 191,5 cm c. 1425-26 Madrid, Museo Nacional del Prado

El principal objetivo de esta restauración, realizada por Almudena Sánchez en el Taller de Restauración del Museo del Prado que cuenta con la Fundación Iberdrola España como miembro Protector, ha sido la recuperación del rico y brillante colorido y de la intensa luz que envuelve la escena, elementos característicos de esta pintura y de toda la obra de este gran artista, que con el paso del tiempo habían quedado velados bajo capas de suciedad y polución acumuladas en la superficie.

Igualmente necesarios han sido, por un lado, la limpieza de la capa gris de suciedad que oscurecía la superficie y por otro, la eliminación de los repintes de óleo procedentes de antiguas intervenciones, concentrados en la unión de dos de los cuatro paneles de madera que forman el soporte de la pintura para ocultar una fractura.  En el pasado la obra tuvo problemas estructurales al producirse la separación de los paneles segundo y tercero coincidiendo con la figura del ángel, que quedó dividida en dos. La inestabilidad que provocó en la capa pictórica ocasionó pérdidas a lo largo de la línea de unión de los dos paneles. Esto dio lugar a diversas intervenciones de restauración, de las que solo tenemos constancia documental de la última, realizada en el Museo del Prado por Jerónimo Seisdedos entre 1943 y 1944. La finalidad de estas restauraciones era reparar los daños y asegurar la conservación de la obra, sin embargo, en algunas de las más antiguas, además de restaurar las pérdidas que se habían producido en ambos lados de dicha unión, fueron repintadas amplias zonas de pintura original, afectando fundamentalmente estos retoques a la figura del ángel y al manto lapislázuli de la Virgen. Estos repintes se degradaron con el paso del tiempo, pasando a ser manchas en la superficie que alteraban la imagen de la obra e impedían entender la composición original del artista.

La Anunciación y la expulsión de Adán y Eva del jardín del Edén (después de la restauración) FRA ANGELICO Temple y oro sobre tabla, 190,3 x 191,5 cm; 162,3 x 191,5 cm c. 1425-26 Madrid, Museo Nacional del Prado

Los repintes aplicados en toda la grieta, dejaron ocultos elementos completos de la composición. Desde el borde superior de la obra cubrían gran parte de la arquitectura, y en el ángel, cambiaban la forma del ala, el brazo y la túnica rosa, continuando hasta el borde inferior de la pintura. Hay que destacar la antigua intervención que cubría el ala delantera del ángel, que ocultaba su forma original y la transformaba radicalmente, creando una evidente asimetría con su pareja. Mientras que el ala trasera era curva, la del primer término aparecía recta y sinuosa, siguiendo la forma vertical de la pérdida de oro que había provocado la fractura de los paneles.

Al eliminar el repinte del ala quedaron al descubierto elementos originales de oro que aportaron la información necesaria para su restitución. Primero apareció una partícula de oro que marcaba el punto de arranque del ala desde su base, y en segundo lugar, según se avanzaba en la eliminación del repinte fue apareciendo la incisión original en el oro que mostraba con exactitud la curva del ala diseñada por Fra Angelico. Recuperar el dibujo del ala original del arcángel Gabriel constituye uno de los momentos de mayor transcendencia de todo el proceso de restauración, por el gran protagonismo de esta figura en la escena y la situación de este elemento recuperado en el centro de la composición.

Detalle manto de la Virgen, antes de la restauración.

El éxito obtenido en ambos procesos de limpieza y de eliminación de los repintes se ha logrado gracias a los medios técnicos y humanos que ofrece el Museo del Prado. La disponibilidad de nuevos métodos de limpieza, producto de las últimas investigaciones en el campo de la restauración, ha permitido llevar a cabo la limpieza que exigía la obra con plena garantía para la pintura. La eliminación de la densa capa de polución intensamente adherida a la superficie se ha logrado mediante el empleo de un gel de silicona, que actúa como vehículo del medio acuoso protegiendo la pintura al tiempo que permite actuar sobre la capa de suciedad removiéndola hasta su total eliminación. Por otro lado, los repintes mencionados, muy antiguos y realizados al óleo, han exigido una actuación lenta y prolongada, con la que se ha logrado su eliminación de forma progresiva hasta la plena recuperación de la pintura original.

Detalle manto de la Virgen, después de la restauración

Con la limpieza, la obra de Fra Angelico ha recuperado la luminosidad original, prácticamente desconocida hasta ahora. Una luz con la que crea y modula el volumen de cada elemento de la composición. Una luz casi sobrenatural que inunda el pórtico con un resplandor sin que se produzcan sombras, a diferencia de la habitación del fondo iluminada de forma natural por la luz que entra por la ventana y se refleja en la pared. La eliminación del velo gris, también ha dejado al descubierto el preciosismo de la técnica del gran maestro y los maravillosos colores de lapislázuli, laca roja o verde malaquita.

Las siguientes fases de la restauración han consistido en el estucado de las faltas de color para nivelarlas a la superficie, y la reintegración cromática de las mismas, primero con acuarela y finalmente con pigmentos al barniz. Este proceso ha exigido una gran minuciosidad en su ejecución dada la característica técnica de Fra.
Angelico, elaborada con gran sutileza y precisión, propios del artista miniaturista que fue en los inicios de su carrera.

La buena conservación de esta pintura ha permitido que hayan llegado hasta hoy elementos muy frágiles de la composición, elaborados con un pincel de muy pocos pelos y sin apenas materia pictórica, como las pestañas de la virgen o del ángel, la barba de Adán o las minúsculas letras del libro apoyado sobre el manto lapislázuli de la virgen.

Detalle ángel, después de la restauración

Junto a esta obra maestra se incluirán en la exposición otras obras florentinas cuyas restauraciones se están llevando a cabo en Italia gracias también a la aportación
económica de Friends of Florence y American Friends of Prado Museum como Virgen con Niño, y querubín de Michele da Firenze, propiedad del Museo Nazionale del Bargello; la terracota de Donatello, Virgen con Niño en trono, con dos ángeles y dos profetas, del Museo di Palazzo Pretorio; o Trinidad de Gherardo Starnina en la Collezione Chiaramonte Bordonaro.

La exposición

La exposición estudiará los inicios del Renacimiento florentino en torno a 1420 y 1430, con especial atención a la figura de Fra Angelico (Guido di Pietro Muguello, h. 1395/1400 – 1455). Fra Angelico es uno de los grandes maestros del Renacimiento, y fue responsable de los primeros grandes logros artísticos alcanzados en Florencia en esta época, junto a los pintores Massaccio, Masolino, Uccello y Filippo Lippi, los escultores Ghiberti, Donatello y Nanni di Banco, y el arquitecto Brunelleschi. La Anunciación será una obra central de la exposición y junto a ella se incluirán otras dos pinturas de Fra Angelico recientemente incorporadas a la colección del Museo: la donación el Funeral de San Antonio Abad que acompañó a la adquisición de la Virgen de la Granada, ambas obras procedentes de las colecciones del duque de Alba.

American Friends of the Prado Museum

American Friends of the Prado Museum es una organización sin ánimo de lucro de los Estados Unidos, que tiene como principal objetivo contribuir a la difusión y conservación de una de las colecciones de arte europeo más importantes del mundo, y que nace con la vocación de reforzar los lazos culturales entre Estados Unidos y España a través del Museo del Prado y su legado histórico artístico.

Esta organización ha sido impulsada por un grupo de mecenas estadounidenses con el fin de canalizar el potencial filantrópico existente en Estados Unidos, país con una gran tradición en este sentido. Cabe destacar que entre los grupos de extranjeros que visitan el Museo del Prado, el de los ciudadanos norteamericanos es el más numeroso, siendo por tanto American Friends of the Prado Museum una excelente vía para potenciar la ayuda a la pinacoteca.

Para fomentar el apoyo a una de las pinacotecas más importantes del mundo, American Friends of the Prado Museum ofrece un amplio programa de adhesión que parte de 100 dólares anuales y que incluye el acceso gratuito al Museo del Prado, tanto a la colección permanente como a las exposiciones temporales, así
como visitas guiadas en inglés entre otros beneficios. Las donaciones que recibe American Friends of the Prado Museum por parte de particulares, empresas o instituciones podrán adherirse a los beneficios fiscales estadounidenses.

Proyectos /Actividad

Desde su reciente inicio en 2015, ha recibido la donación del William B. Jordan del retrato inédito de Felipe III de Velázquez, ahora expuesto en las salas de Velázquez en el Museo, y ha editado en inglés el libro divulgativo sobre su descubrimiento e identificación, Felipe III de Velázquez. Donación de William B. Jordan, asimismo patrocinó la versión en inglés de la guía de sala Bosco y la pintura flamenco del siglo XV.

En EEUU, ha co-organizado con el Museo del Prado tres exposiciones educativas “El Prado en las calles” en las ciudades de Santa Fe, Albuquerque y Las Cruces en el estado de Nuevo Mexico. Asimismo ha creado el material didáctico sobre el Museo del Prado para distribuir a 130 colegios en Norteamérica en colaboración con la Embajada de España en EEUU.

Friends of Florence

Detalle Adán, después de la restauración.

Friends of Florence es una organización internacional sin ánimo de lucro, fundada en los Estados Unidos en 1998. Cuenta con el apoyo de particulares de todo el mundo y se dedica a preservar y ensalzar la rica herencia cultural de Florencia y las regiones alrededor. Friends of Florence provee apoyo económico directamente a los talleres de restauración de la ciudad para restaurar, salvaguardar y hacer accesible al público una variedad de obras desde pintura y escultura a elementos arquitectónicos y colecciones de objetos más pequeños.

Su Presidenta es Simonetta Brandolini d’Adda. Friends of Florence es una de las principales fuentes de financiación de los prestigiosos talleres de conservación de
Florencia y sus especialistas quienes trabajan para asegurar la preservación de arte y arquitectura en Florencia y la Toscana. Friends of Florence está comprometida con la restauración y conservación del rico patrimonio cultural de la ciudad y sus alrededores. A lo largo de su trayectoria, ha forjado una sólida relación profesional con muchas entidades públicas y privadas en el campo de las bellas artes. Los proyectos de restauración son elegidos por su Board of Directors con el apoyo de un Comité Asesor compuesto por reconocidos expertos internacionales e historiadores de arte. Friends of Florence asimismo provee apoyo para la continua monitorización post-restauración de obras importantes incluyendo el David de Miguel Angel, obra maestra del renacimiento.

Sus proyectos principales a menudo conllevan la producción y publicación de libros o materiales audiovisuales que incluyen la historia e imágenes de la obra, entrevista con expertos y restauradores, y la documentación de las fases de su restauración. Friends of Florence también organiza eventos singulares. En colaboración con universidades, escuelas, asociaciones y clubs culturales, organiza conferencias, viajes y experiencias con conservadores e historiadores de arte enfocado en temas específicos o artistas en Italia y otros lugares. Actos en los EEUU han tenido lugar en el Art Institute of Chicago, el Getty Center, y en colaboración con Aspen Institute, para nombrar algunos.

Proyectos destacados de 2001 al presente:

2001-2002: restauración de las estatuas de mármol en la Loggia dei Lanzi, incluyendo El Rapto de las Sabinas de Giambologna, Loggia dei Lanzi, Florencia. Publicación: The Statues of the Loggia della Signoria in Florence. Masterpieces Restored junto a un DVD documentando el proyecto.
2004-2006: restauración de Sala della Niobe (Niobe Room) en Galleria degli Uffizi, Florencia. Una publicación, A Theatre for Niobe, y DVD fueron publicados.
2008-2012: restauración Oración en la Cruz del Maestro di Figline (c. 1320), Iglesia de la Santa Croce, Florencia.
2009-2012: restauración de la Tribuna in the Galleria degli Uffizi, Florence.
2010-2012: restauración de tres Esclavas de Miguel Angel, Galleria dell’Accademia, Florencia.
2013: comienzo de la restauración del Chiostrino dei Voti, Iglesia de la Santissima Annunziata, Florencia.
2014: restauración del fresco Crucifixion de Fra Angelico en el Museo di San Marco, Florencia.
2015-2016: restauración de Annunciation de Filippo Lippi en el Martelli Capilla, Basilica del Santo Spirito, Florencia.
2015: restauración de La Última Cena fresco de Domenico Ghirlanadio y otros frescos de Bernardo Rosselli en el refectorio de la Badia di San Michele Arcangelo, Passignano (Florencia).
2017: restauración de la Capilla Capponi y El Descendimiento de Pontormo, Iglesia de Santa Felicita, Florencia.
2018: restauración de la Capilla del Crucifijo, Iglesia de San Miniato al Monte, Florencia.
2018: restauración de las salas del François Vase, Sarcofago de las Amazonas, y varios bronces Greco-Romanos en el Museo Arqueológico Nazionale, Florencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.