Compartir

Cincuenta años después del último triunfo de España en Eurovisión, las casas de apuestas creen que la sequía se mantendrá al menos una edición más y Miki se mantiene muy lejos de los grandes favoritos a ganar el festival.

Ya han pasado cinco décadas desde que Salomé sucedió a Massiel como reina europea de la canción y, desde entonces, Eurovisión ha deparado muchas más penas que glorias a España. Y lo cierto es que 2019 tampoco va camino de compensar a España por tantos años de espera. De hecho, tras una tendencia descendente (mayores cuotas) hasta principios de abril, cuando alcanzó un máximo de 201.00, y que ha ido en alza (cuotas más bajas) en las últimas semanas, las opciones de la representación española cotizan entre 51.00 y 81.00 en las siete casas de apuestas que conforman nuestro comparador. Esta estadística atribuye a España una cuota media de 63.43 y un porcentaje correspondiente de probabilidades de victoria del 1,58%.

Lejos de grandes favoritas como Países Bajos (3.00) o Rusia (5.00), las expectativas de éxito de la candidatura de Miki Núñez y su festivo tema La venda pasan por optar a un Top 10 que en este momento se paga entre 3.20 y 3.40. No en vano, España es ahora mismo décimo cuarta en la lista de favoritos y, tras tocar fondo hace unas semanas con el vigésimo cuarto, el décimo puesto de Noruega (51.00) ya no se presenta inasequible atendiendo a la evolución de las cuotas en la segunda quincena de abril, coincidiendo con distintas pre-parties eurovisivas.

Las semifinales y el impacto del directo, para el que Miki ha reiterado en numerosas ocasiones que se está gestando algo épico, determinarán las opciones del intérprete catalán de repetir un resultado que no se repite desde Pastora Soler (2012) y Ruth Lorenzo (2014).

En cualquier caso, España sí está ya en el Top 10 de los apostantes. Al menos, es lo que se desprende de la cantidad de apoyos que ha sumado entre las miles de apuestas efectuadas a través de Oddschecker. Y, aunque sea por el mero hecho de que los participantes están invirtiendo su dinero en su favorito, se pueda considerar un pulsómetro más fiable que cualquier sondeo de Internet. Desde la apertura de este mercado, Miki Núñez ha aglutinado el 4,4% de las apuestas al ganador del certamen, cifra que le sitúa lejos de Holanda (15,7%) como gran favorito también del público, pero en una séptima posición que, visto el historial de las últimas décadas, podría considerarse todo un éxito. De hecho, un 10,2% de las apuestas situarían a la candidatura hispana en segunda posición desde la London Eurovision Party como punto de inflexión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.