Compartir

Se trata de dos dibujos de principios del siglo XX que se exponen en la muestra ‘perversidad: mujeres fatales en el arte moderno (1880-1950)’.

El Consorcio del Patrimonio de Sitges ha cedido dos dibujos de Pablo Ruiz, Picasso del Cau Ferrat en el Museo Carmen Thyssen de Málaga para participar en la exposición perversidad: mujeres fatales en el arte moderno (1880-1950), que se inauguró el pasado sábado y se podrá ver hasta el 8 de septiembre. El préstamo ilustra las buenas relaciones y el contacto de intercambio profesional y de patrimonio entre los dos museos.

Ambos Picasso del Cau Ferrat cedidos al Museo Carmen Thyssen son Dos figuras femeninas: fauna de taberna y Dos mujeres sentadas: mariposas de alas quemadas. Ambos están fechados entre los años 1900 y 1901 y son dibujos a lápiz coloreado sobre papel. El Cau Ferrat dispone de cuatro dibujos y un óleo de Picasso (véase la lista al final de este texto), todos integrados en la Colección Santiago Rusiñol.

La exposición perversidad: mujeres fatales en el arte moderno (1880-1950) recorre el final de siglo XIX y la primera mitad del XX a través de obras protagonizadas por mujeres, en el que la mirada femenina adquiere un carácter e identidad propia, que supera anteriores visiones misóginas. Además de Picasso, la muestra presenta obras de Amadeo Modigliani, Gustav Klimt, Ignacio Zuloaga, Man Ray, Pablo Gargallo o Salvador Dalí, entre otros. También hay pinturas realizadas por mujeres, como Suzanne Valadon, Olga Sacharoff, Maruja Mallo o Delphy Tejero.

La relación entre el Consorcio del Patrimonio de Sitges y el Museo Carmen Thyssen es de notable y provechosa colaboración, y esta cesión de dos tesoros del Cau Ferrat forman parte de esta reciprocidad mutua. Precisamente, la institución malagueña prestó al Consorcio el aceite Baile gitano (1914-21), de Hermen Anglada Camarasa, que se pudo ver en la exposición del Centenario de Maricel, instalada en el Museo Maricel entre el 15 de noviembre del año pasado y el 24 de febrero. Anteriormente, los Museos de Sitges habían prestado obras de Santiago Rusiñol y Ramón Casas para la exposición Casas – Rusiñol, dos visiones modernistas, realizada entre finales de 2014 y principios de 2015 en Málaga. En la misma época, el Museo Thyssen cedió a los Museos de Sitges pinturas de Joaquim Sunyer, Joaquim Mir y Eliseu Meifrèn para una instalación en el Museo Maricel con motivo de la reapertura tras las obras de reforma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.