Poeta y artista visual, Rogelio López Cuenca (Nerja, 1959) se sitúa dentro de la tradición de la crítica institucional, y conecta tanto con la pulsión vitalista y transgresora de las vanguardias históricas como con las derivas más heterodoxas del pop a través de un trabajo de creación e investigación artística en torno al lenguaje. Su obra, de vocación explícitamente política —sin por ello renunciar ni a la ironía ni a una cierta perspectiva lúdica—, aborda cuestiones como, entre otras, las motivaciones e implicaciones de las políticas migratorias contemporáneas, la memoria histórica, la crítica poscolonial o la instrumentalización del arte y la cultura para promover procesos de especulación urbanística.

Yendo leyendo, dando lugar, primera gran retrospectiva de su obra, examina las constantes y diferentes derivaciones y ramificaciones que se han sucedido en su trayectoria. Concluye con una instalación, Las islas, producida especialmente para la exposición, en la que López Cuenca hace una relectura crítica de textos y grabados históricos relacionados con el Descubrimiento de América.

Fechas: del 3 de abril al 26 de agosto de 2019
Lugar: Edificio Sabatini, Planta 3
Organización: Museo Reina Sofía
Comisariado: Manuel Borja-Villel

Foto: Rogelio López Cuenca. Desaparecido, 2014. Fotografía, 160 x 120 cm. Colección del artista, Galería Juana de Aizpuru

Artículo anteriorGiacometti se infiltra en el Museo del Prado por el Bicentenario
Artículo siguienteLa Fundació Sorigué presenta la sugerente obra de Mat Collishaw

Deja un comentario