Compartir

La directora general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), Amaya de Miguel, ha anunciado hoy el nombramiento de Lluís Homar como nuevo director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC). Se incorporará al cargo a partir del 1 de septiembre de 2019, por un periodo de cinco años.

La designación de Lluís Homar se ha realizado tras un proceso de selección que ha atendido a los principios de igualdad, mérito y capacidad, tras someterse la totalidad de los proyectos presentados a la valoración del Consejo Artístico del Teatro, de acuerdo con lo dispuesto en el Real Decreto 497/2010, de 30 de abril, por el que se regulan los órganos de participación y asesoramiento del INAEM, y del Estatuto de la CNTC.

Proyecto artístico Lluís Homar ha presentado un proyecto de alto nivel artístico basado en su larga y amplia experiencia escénica tanto actoralmente como de director de escena y gestor de instituciones y empresas teatrales.

Homar pretende apoyar, recuperar y difundir el teatro clásico español, uno de los patrimonios culturales más importantes de nuestro país. Defiende el significativo papel que desempeña el teatro como espacio de reflexión y de conocimiento, catalizador de una experiencia colectiva donde el arte del teatro, a través de un texto y a través de una situación en el escenario, nos invite a buscar la verdad de los tiempos pretéritos para iluminar la verdad de nuestros días.

Apuesta por seguir construyendo una eficaz política de coproduciones con otros centros españoles así como con algunos de los festivales latinoamericanos más importantes, y con los grandes centros europeos de creación escénica. Para ello propone dotar a la CNTC de instrumentos de coproducción internacional y abrirse a la participación de grandes profesionales de la escena mundial, así como fomentar la presencia de jóvenes creadores.

Como director escénico y pedagogo teatral, otro de sus principales objetivos será impulsar el trabajo de la Joven Compañía como alta escuela de aprendizaje y creación, a través de una generación de jóvenes artistas comprometidos con los valores de la verdad escénica y el arte interpretativo, y seguir reforzando la vinculación de la CNTC con el público joven.

Trayectoria profesional Lluís Homar (Barcelona, 1957) reconocido actor de teatro, cine y televisión, así como director y gestor de teatro, se inició en la escena como aficionado en los grupos de teatro infantil y juvenil en su barrio, en los Lluïssos de Horta, cursó estudios de Derecho y se formó en el Instituto del Teatro de Barcelona.

En 1974 participa en el montaje de la obra Otelo, bajo la dirección de Ángel Carmona, y un año después se incorpora al grupo de teatro Escorpio, con los que participó en dos puestas en escena, Terra Baixa y Quiriquibú.

En 1976, a los 19 años, entra en el Teatre Lliure como miembro fundador, junto con Lluís Pasqual, Fabiá Puigserver y Carlota Soldevila entre otros grandes artistas catalanes. Allí trabajó ininterrumpidamente durante años, llegó a ser el primer actor de la compañía, fue su director entre 1992 y 1998, y participó en más de treinta espectáculos.

En el cine debutó en 1982 en La plaza del Diamante, y en su filmografía figuran, entre otras, La mala educación (2004) y Los abrazos rotos (2009), de Pedro Almodóvar, su interpretación del Papa Alejandro VI en Los Borgia, de Antonio Hernández y el papel de Max, un robot mayordomo en la película de ciencia ficción EVA (2011), de Kike Maíllo, papel que le valió un Goya a la «Mejor interpretación masculina de reparto». A lo largo de su carrera ha trabajado con algunos de los directores más destacados del panorama español: Mario Camus, Vicente Aranda, Pilar Miró, Gerardo Vera, Agustí Villaronga, Pau Freixas o Montxo Armendáriz.

En el apartado teatral destacan sus interpretaciones en Hamlet, Solness, el constructor, Taurons, L’home de teatre o Valentín. También ha destacado su trayectoria en realizaciones televisivas como Hispania, la leyenda o 23-F: el día más difícil del Rey (2009), todos ellos premiados, dentro de un largo listado de galardones.

Sus últimas direcciones de escena han sido Las bodas de Fígaro, coproducción del Teatre Lliure y la Compañía Nacional de Teatro Clásico; El arte de la comedia del Teatro Nacional de Catalunya y Luces de Bohemia del Centro Dramático Nacional. Coproductor teatral de espectáculos como Cyrano, de Rostand, y Terra Baixa con el festival Temporada Alta de Girona, obra, esta última, que ha representado, en castellano y catalán, por toda España y que le valió en 2014 el Premio Max de las Artes Escénicas. Este año ha sido la primera vez que esta versión del monólogo de Ángel Guimerà salió de gira por Latinoamérica, en el marco de la extensión iberiamericana del festival Temporada Alta de Girona, y se representó en los tres países anfitriones: Argentina, Uruguay y Perú.

En 2017 publicó el libro autobiográfico Ahora empieza todo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.