Compartir

María Reiche Neumann (Alemania, 1903-Lima, 1998) vivió en a una choza cerca de las Líneas de Nasca, Perú. Durante años sus herramientas de trabajo fueron  una escoba, una escalera, cinta métrica y una brújula.

María Reiche, hoy es conocida como “La Dama de Nasca” pero al principio los lugareños la llamaban “bruja” al verla caminar por la arena limpiando algunos tramos, medir y realizar cálculos constantemente. Durante toda su vida, María Reiche luchó por proteger las líneas de Nasca. Con su perseverancia consiguió que, en 1994, la Unesco otorgara la categoría de Patrimonio Cultural de la Humanidad a las líneas a las que dedicó su vida. María Reiche y los geoglifos…

María Reiche, imagen Unesco. Ministerio de Educación Perú. Historia de un legado:Palmas Magistrales

Espacio Fundación Telefónica muestra “Nasca. Buscando huellas en el desierto” una extraordinaria exposición donde se narra la historia de la gente que pobló la cuenca del Río Grande de Nazca hace dos mil años. Organizada por el Museo de Arte de Lima (MALI) y el Museo Rietberg de Zúrich en cooperación con la Bundeskunsthalle en Bonn y Fundación Telefónica. Y en cooperación científica con el Instituto Arqueológico Alemán y la Fundación Suiza-Liechtenstein para Investigaciones Arqueológicas en el Extranjero (SLSA).

Entre las curiosidades que se tratan en esta exposición no podía faltar los enigmáticos geoglifos. Sobre una superficie de más de 500 km2 los antiguos pobladores de Nazca transformaron un terreno pedregoso en un espacio ritual definido por miles de líneas y figuras. Estas marcas en la tierra se conocen hoy como geoglifos, término que significa “grabados en la tierra”.

Geoglifo de Palma, Nasca, Perú

Los geoglifos se forman fundamentalmente a través del contraste de colores, que se produce debido a la composición geológica de las pampas. El viento fue despejando gradualmente la arena de la superficie, dejando una espesa capa de piedras pequeñas que, debido a procesos de oxidación, fue adquiriendo un tono oscuro. Para elaborar un geoglifo, bastaba entonces con retirar esta capa, extrayendo manualmente las piedras y dejando a la vista el sedimento claro y arenoso que se encontraba debajo.

Datos de interés:
Nasca. Buscando huellas en el desierto
Espacio Fundación Telefónica (C/ Fuencarral, 3, Madrid)
Fechas: Del 22 de febrero al 19 de mayo 2019
Días de Martes a domingo
Horario: 10:00 – 20:00 h.
Entrada gratuita

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.