Compartir

El Centro Cultural Coreano (Paseo de la Castellana, 15) les invita a la inauguración el 28 de febrero la Exposición de fotografía, “Lejos: Un viaje después de 10.000 km” de la artista Laura Lloris, seleccionada por la convocatoria de exposiciones del Centro de este año. La muestra permanecerá en la Galería Han-ul del Centro hasta el 17 de abril de 2019.

El Centro Cultural Coreano ha seleccionado dos artistas para la convocatoria de exposiciones del 2019. Ambos artistas son fotógrafos. La primera es Laura Lloris, quien es la protagonista en esta exposición “Lejos”, y el segundo será Sung-pil Han quien mostrará su trabajo después de verano.

“Lejos” presenta a través de 20 fotografías el repaso visual del viaje a Corea del Sur que Laura Lloris realizó en septiembre de 2017. Esta exposición pretende ser, a pesar del título, un acercamiento a la cultura surcoreana a través de las imágenes que reflejan los aspectos de las zonas rurales y de las ciudades que visitó: Seúl, con su idiosincrasia, que la convierte en una megalópolis espectacular, Daegu con su mercado de plantas medicinales, Gyeongju con las antiguas tumbas en forma de colina y Busan con el comercio de pescado.

Las fotografías de Laura Lloris (Valencia, 1991) se caracterizan por ser intimistas, ejecutadas con un estilo propio y con un estudio detallado de la luz. “Lejos” es su debut con una veintena de fotografías que estarán expuestas en la galería Han-ul del Centro Cultural Coreano, del 28 de febrero al 17 de abril de 2019.

Esta exposición pretende ser, a pesar del título, un acercamiento a la cultura surcoreana a través de unas imágenes que reflejan los aspectos más característicos de algunas zonas rurales y de las ciudades que visitó:

– Seúl, con su idiosincrasia, que la convierte en una megalópolis espectacular.
– Daegu con su mercado de plantas medicinales.
– Gyeongju con las antiguas tumbas en forma de colina.
– Busan con el comercio de pescado.

Además de los relatos que evocan sus personajes, que también parecen estar alejados de lo que les rodea. El sueño en una estación de metro, la soledad del oficio de vendedor/a, la espera de alguien que no llega, o la aislada vida en los templos, son algunas de las melancólicas circunstancias que alejan, no sólo físicamente de un lugar o de otras personas sino también mentalmente, a estos sujetos de los lugares en donde se tomaron las fotografías.

Un gran salto de 10.000km de distancia, que son los que separan a España del país de la mañana tranquila.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.