Compartir

El Museo Picasso Málaga tiene previstas tres importantes exposiciones para 2019 con obras de Pablo Picasso, Bruce Nauman y Alexander Calder.

Olga Picasso” es la primera exposición de la temporada (26 de febrero al 2 de junio 2019). Muestra las obras realizadas en los años que Pablo Picasso y Olga Khokhlova, su primera esposa, compartieron. Obras que van mostrando de forma significativa los momentos de gran intensidad vividos entre ellos y los sentimientos encontrados entre lo personal y los temas políticos y sociales transcurridos paralelamente. La atracción entre el artista y la bailarina del Ballet Ruso les llevó hasta el altar el 12 de julio de 1918 en París donde contrajeron matrimonio. En febrero de 1921 nació su primero y único hijo, Paulo.  Un largo trabajo de investigación en los archivos de Olga Khokhlova (Nezhin, Ucrania,1891– Cannes, Francia,1955) conservados en un baúl de viaje que actualmente son propiedad de la Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte (FABA), ha permitido contextualizar algunos aspectos del trabajo de Picasso durante su vida con Olga.

Olga Khokhlova, modelo por excelencia de Picasso, la figura imaginada de Olga se irá metamorfoseando -durante la convulsa Europa de entreguerras- conforme se va deteriorando el vínculo entre ellos. Así, aproximadamente 350 piezas, incluyendo pinturas, obras en papel, mobiliario, fotografía, documentación y películas, serán mostradas junto a cartas, fotografías y películas. La exposición está co-comisariada por Émilia Philippot, conservadora del Musée national Picasso- Paris; Joachim Pissarro, profesor de Historia del Arte y director del Hunter College Art Gallery (Nueva York); y Bernard Ruiz-Picasso, co-presidente de la Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte, FABA. La exposición se mostró en el Museé national Picasso-Paris del 21 de marzo al 3 de septiembre de 2017, para a continuación mostrarse en el Museo Pushkin de Moscú (19 noviembre 2018 al 4 febrero 2019), antes de venir al Museo Picasso Málaga y, a continuación, en septiembre de 2019 Caixa Forum Madrid.

Desde el 18 de junio hasta el 1 de septiembre 2019, el Museo Picasso Málaga mostrará obras de colecciones europeas de Bruce Nauman (1941), artista norteamericano multimedia que trabaja activamente desde el pasado siglo y cuyas innovadoras aportaciones giran en torno a su forma de entender el arte, más como una actividad o un proceso que como una producción de objetos. El cuerpo humano es con frecuencia su espacio de reflexión y sus obras sellan las relaciones que se establecen entre los objetos, el espacio que los rodea y quien los observa. Las referencias a la música, la danza, la literatura y la filosofía, desde Samuel Beckett a Merce Cunningham, transpiran sus obras, que generan en el espectador reacciones asociadas a la provocación, el conflicto, la tensión, la desorientación o la angustia. Su ironía es patente en los juegos de palabras y en las relaciones que se establecen entre público, espacio y obra de arte. Co-comisariada por el profesor germano Eugen Blume y el director artístico José Lebrero Stals, esta exposición aunará alrededor de un centenar de obras, que darán cuenta de la pluralidad significante con la que trabaja, desde vídeos, esculturas, instalaciones, neones y estructuras arquitectónicas, hasta fotografías y dibujos, entre otros. Después de 25 años, esta será la primera exposición de gran formato del artista en España

Finalmente, desde el 24 de septiembre de 2019 y hasta el 2 de febrero de 2020, Calder-Picasso será la primera muestra en nuestro país dedicada a explorar los vínculos creativos entre estos dos maestros modernos del siglo XX: el norteamericano Alexander Calder (1898–1976) y el malagueño Pablo Picasso (1881-1973). En tanto que el diálogo entre Calder y Picasso cuenta con infinidad de posibilidades, se puede encontrar una conexión vital en la exploración y utilización del vacío, o de la ausencia de espacio, que ambos artistas trazaron en sus obras, partiendo de la figura hasta la abstracción. Calder y Picasso lidiaron con la cualidad de presentar o representar el no espacio, ya sea definiendo una sustracción de volumen, como en la escultura de Calder, o expresando contorsiones de tiempo, como en los retratos de Picasso. Calder exteriorizó el vacío a través de la curiosidad y la amplitud intelectual, involucrando fuerzas invisibles en formas que desafían las limitaciones dimensionales, o lo que él llamó “grandeur immense”. Picasso personalizó la investigación, centrándose en el yo interior: adentrándose en cada personaje y venciendo el espacio interpersonal entre autor y sujeto. Organizada en colaboración con el Musée national Picasso Paris, Calder Foundation, New York y Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte, Madrid, la exposición se exhibirá en primer lugar en el Musée national Picasso Paris en febrero de 2019. Co-comisariada por Alexander S. C. Rower, Calder Foundation; Bernard Ruiz-Picasso, FABA; Claire Garnier y Emilia Philippot, Musée national Picasso-Paris, la muestra en el Museo Picasso Málaga reunirá aproximadamente ciento diez obras de arte.

Cada una de estas exposiciones programadas para el próximo año contará con un programa de actividades culturales desde el que aproximarse a los principales aspectos artísticos e históricos tratados en ellas.

Más información… Museo Picasso Málaga

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.