Compartir

Más de cuatro millones de euros, concretamente 4.023.962, invertirá el Ministerio de Cultura y Deporte, a través de la Gerencia de Infraestructuras, en las obras de mejora del Museo Nacional Arqueológico de Tarragona. La reforma del edificio, cuya licitación ha sido publicada esta misma semana, está prevista se inicie en el último trimestre de 2019, con un plazo de ejecución de 18 meses.

Las intervenciones en el edificio se centrarán, fundamentalmente, en el sistema de climatización, la adaptación a la normativa de accesibilidad, la cubierta y ventanas exteriores y la protección contra incendio.

Estas obras se ejecutarán según el proyecto redactado por Sofito Arquitectura, S.L.P., que ha sido aprobado por la Gerencia de Infraestructuras del Ministerio de Cultura y Deporte, y en conocimiento del Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya, con un presupuesto de global de 4.023.962,81 euros.

Por una parte, se pretende dotar al edificio de una instalación de climatización de la que actualmente carece. Esta instalación se completará con un sistema de ventilación controlado que permita la renovación necesaria del aire para conseguir sin pérdidas térmicas excesivas las condiciones de calidad requeridas, contemplándose también la reforma necesaria de la instalación eléctrica y la construcción de un nuevo centro de transformación en el interior del edificio.

Se llevará a cabo también la renovación de la cubierta, alterada por la instalación de la nueva maquinaria de climatización y la sustitución de todas las ventanas exteriores para el correcto aislamiento del edificio. También se adaptará el edificio a la normativa vigente en materia de seguridad contra incendios y accesibilidad.

El edificio

El Museo Nacional Arqueológico de Tarragona (MNAT) es el más antiguo de Cataluña en su especialidad. Se formó durante la primera mitad del siglo XIX, a partir de colecciones de los siglos XVI, XVII y XVIII, aunque la mayor parte de los fondos han sido recuperados en los últimos ciento cincuenta años a consecuencia de la construcción del puerto moderno y del extraordinario crecimiento urbanístico de la ciudad.

El Museo Arqueológico de Tarragona tiene su sede actual en un edificio que se construyó para tal fin en el año 1942, en la Plaza del Rey, 5, según proyecto del arquitecto Francisco Monravá Soler.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.