Compartir

El próximo 26 de noviembre se presenta en el Museo Sorolla de Madrid la nueva Norma UNE 302002. Museos. Requisitos para la prestación del servicio de visitas que ha desarrollado un comité técnico de normalización de expertos presidido por el Ministerio de Cultura y Deporte a través de la Subdirección General de Museos Estatales y coordinado por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) y la Asociación Española de Normalización (UNE).

En la presentación intervendrán el Director General de Bellas Artes, Román Fernández-Baca Casares; el presidente del Instituto para la Calidad Turística Española, Miguel Mirones; el Director General de UNE, D. Javier García; y la Secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, encargada de clausurar el acto.

La nueva Norma UNE 302002 establece una serie de requisitos para garantizar la experiencia satisfactoria de los usuarios del museo durante su visita y se refiere a aspectos como la accesibilidad, la información que el museo ofrece a los visitantes, el trato recibido, las facilidades para la planificación y organización de la misma o el estado general de los espacios e instalaciones de que el museo dispone para acoger a sus públicos.

Asimismo, la norma establece unos niveles mínimos para los espacios y servicios básicos para garantizar una visita satisfactoria, y da opciones de mejora mediante recomendaciones y a través de la implantación de un sistema de evaluación que incluya la opinión de los visitantes.

Se trata de una norma pionera a nivel mundial, que se erige como referencia de calidad en España, con más de 1.600 museos y colecciones museográficas que albergan un patrimonio histórico que constituye un reclamo inigualable para favorecer un turismo de calidad.

El primer museo que obtiene la certificación ‘Q de Calidad’ es el MARQ de Alicante y le será entregada el próximo martes, 27 de noviembre.

Más de 40 expertos establecen los criterios de calidad

El comité que ha desarrollado esta norma que vincula cultura y turismo ha estado formado por más de 40 expertos, entre ellos, representantes de instituciones culturales como el Museo Nacional del Prado, el Museo Nacional Reina Sofía, el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, la Biblioteca Nacional de España, el Museo Lázaro-Galdiano, el Museo Guggenheim de Bilbao, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, el Museo Picasso de Cataluña, la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia o el Museo de la Evolución Humana. También participaron en el comité asociaciones del ámbito cultural y museístico (Asociación Española de Archivos, Bibliotecas, Museólogos y Documentalistas, Asociación Española de Museólogos, ICOM España), del ámbito turístico y del sector social (como la Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS) y la Federación Española Familias Numerosas).

El objetivo era lograr una norma de calidad que se adapte a las distintas situaciones de los museos en nuestro país (con diferentes titularidades, tamaños y temáticas), y que sea un instrumento útil para consolidar una gestión de calidad que favorezca la difusión de los bienes culturales que custodian los museos españoles.

Por este motivo, la norma se centra en la experiencia de los visitantes y establece requisitos que los museos e instituciones afines reconocidos en la legislación sectorial (colecciones, colecciones museográficas, exposiciones museográficas y centros de interpretación) deben cumplir en la prestación de sus servicios de visita y actividades complementarias para garantizar, facilitar y enriquecer la experiencia del visitante y que ésta sea única, óptima y enriquecedora.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.