Compartir

Se han presentado en la Residencia de Estudiantes los 3 volúmenes de Alberto Jiménez Fraud. Epistolario, 1905-1964 —con los que la colección de epistolarios que publica la Residencia de Estudiantes llega a su número 17—, que son resultado del proyecto Epístola, desarrollado por la Fundación Francisco Giner de los Ríos [Institución Libre de Enseñanza] y la Residencia, y apoyado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. En esta ocasión, el libro ha sido coeditado con la Fundación Unicaja, y también ha colaborado en la edición El Colegio de México.

Según José-Carlos Mainer este epistolario puede leerse como una novela “fascinante”. Y añade que las cartas recogidas en estos tres volúmenes —un trabajo admirable que no se ha hecho muchas veces— ofrecen un panorama estremecedor de la guerra civil y el desastre colectivo que significó. Además, proporcionan la posibilidad de recuperar lo que fue la Residencia de Estudiantes y lo que es ahora en la historiografía de la cultura española. Todo ello a través de unos corresponsales entre los que figuran los representantes de la burguesía laica, liberal, progresista e ilustrada de mayor peso.

Para James Valender se trata de una obra muy significativa, que reúne a algunos de los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX. Este epistolario —dice— sirve para situar a una personalidad de enorme perspicacia cultural como Jiménez Fraud en el lugar que le corresponde. Jiménez Fraud, en una adversidad tan tremenda como fue la de su exilio, en la que perdió todo, nunca se dejó desanimar y mantuvo una actitud positiva, animando a todos a través de la correspondencia a que siguiesen con su trabajo y su obra.

Para José García-Velasco el epistolario nos muestra a lo largo de sesenta años la construcción de un proyecto enteramente personal como era el de Jiménez Fraud, desde que lo inicia por encargo de Giner de los Ríos, hasta su muerte en Ginebra en 1964. A la vez, se trata de una historia coral, con más de doscientos protagonistas de la cultura española y europea de entreguerras, en la que brillan las cartas de las mujeres. La reivindicación de la vigencia del legado de la Institución Libre de Enseñanza y de la Residencia de Estudiantes no se puede hacer recurriendo a la mitificación de la historia o a la nostalgia. Las cartas muestran una aventura intelectual apasionante, capaz de resistir una prueba tan dura como la del exilio y la dictadura, desde el rigor de una obra hecha pacientemente en años de investigación y edición, cuyo fruto ha sido la publicación de este epistolario.

Alberto Jiménez Fraud (Málaga, 1883-Ginebra, 1964) dirigió la Residencia de Estudiantes desde su fundación en 1910 hasta 1936, cuando se había convertido, según Julio Caro Baroja, en «el primer centro cultural de España». Gracias a las casi dos mil cartas reunidas en esta edición conoceremos qué situaciones tuvo que afrontar desde que, con sólo veintisiete años, asumió la dirección de la Residencia y con quiénes compartió esta tarea. A lo largo de esos decenios, en los que fue mentor de varias generaciones de universitarios (Severo Ochoa, Dalí, García Lorca o Buñuel, entre otros muchos residentes excepcionales), en la Residencia expusieron sus teorías o presentaron sus obras algunos de los más destacados intelectuales, científicos y creadores internacionales del momento: Albert Einstein, Marie Curie, Walter Gropius, Paul Valéry, Alexander Calder… El estallido de la guerra civil obligó a la Residencia a detener su actividad y a Jiménez Fraud a exiliarse con su familia en Inglaterra, donde, desde las universidades de Cambridge y Oxford, siguió batallando hasta su muerte por la recuperación del proyecto de la Residencia, que hoy vuelve a estar vivo.

Este epistolario ofrece nuevos datos acerca del plan de modernización de la sociedad española promovido por Francisco Giner de los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza, del que la Residencia formaba parte, y sobre su proceso de recuperación en la España posterior a la guerra. En ambas épocas —la primera de esplendor cultural, y la posterior de exilio exterior e interior—, las cartas presentan un panorama de la cultura del siglo xx a través de sus corresponsales. Por sus páginas desfilan algunos de los protagonistas de la historia intelectual española y europea: familiares y amigos de Jiménez Fraud como su maestro Giner de los Ríos —con quien se abre el epistolario—, Manuel B. Cossío, José Moreno Villa, Zenobia Camprubí, Juan Ramón Jiménez, Natalia Cossío o Gloria Giner, junto a Ortega y Gasset, Unamuno, Falla, Ramón y Cajal, Menéndez Pidal, María de Maeztu, Américo Castro…, o los más jóvenes Caro Baroja o Valente.

Con el epistolario de Alberto Jiménez Fraud, la Fundación Unicaja continúa una colaboración con la Residencia de Estudiantes que ya se materializó anteriormente con la publicación de El álbum de Natalia, un cuaderno que Max Jacob regaló a la hija de Jiménez Fraud, Natalia Jiménez de Cossío, y que muestra dibujos, poemas y dedicatorias de intelectuales, artistas y científicos de la época. La edición facsímil de El álbum de Natalia fue presentada en junio de 2000 por el presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, y la propia Natalia Jiménez, completando los contenidos del álbum original con textos de Alberto Jiménez Fraud y de la propia protagonista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.