Compartir

El Museo Patio Herreriano de Valladolid, presentará el viernes dia 9 de noviembre, en las salas 3, 4 y 5, la más importante serie de grabados de Picasso. Nos referimos a la SUITE 347. La exposición podrá contemplarse hasta el 3 de febrero de 2019, y se muestra por primera vez completa en España esta histórica serie.

La ‘Serie 347’, o ‘Suite 347’ como es normalmente conocida en ámbitos especializados, es una serie de 347 grabados realizadas por el genial artista malacitano entre el 16 de marzo y el 8 de octubre de 1968, ya en su vejez. Cuantitativamente, constituye el mayor conjunto de grabados individuales en las series realizadas a lo largo de su vida y representa su penúltima gran serie, anterior a la ‘Serie 156’ de 1969-1972. Dedicada a su gran amigo Jaime Sabartés, Picasso no otorgó nombre alguno a la suite, aunque sí de manera individual a los grabados. Fue mostrada al gran público por primera vez en 1970 en la ‘Gallerie Louis Leiris’ de París y posteriormente en el ‘Art Institute of Chicago’.

Para la realización de los mismos, Picasso se llevó a los hermanos grabadores Aldo y Piero Crommelynck, los cuales establecieron un taller de grabación al aguafuerte cerca de la residencia de Picasso en Mougins. Allí, Picasso experimentó con las posibilidades del proceso que lo tenía fascinado, combinando distintas técnicas, en aguafuerte y aguatinta con resinas y azúcar, así como con punta seca, consiguiendo gran virtuosismo y una ‘reinvención’ conceptual, ya iniciada con lo bidimensional del cubismo, mediante el dominio de la tinta y la sintetización en blanco y negro.

Comparándola con la serie ‘Vollard’ o con la ‘Serie 156’, de formatos semejantes, en ‘Suite 347, encontramos todo tipo de dimensiones y tamaños, de pequeña y gran escala.

Se trata de una serie de obras cargadas de erotismo a raudales, e incluso se adentran en el mundo del voyeurismo a través de personajes insertos en los grabados. De tal modo que, en una ciudad como París, en una sociedad mentalmente abierta como la francesa, los grabados sexualmente explícitos fueron expuestos en salas privadas cerradas, únicamente accesibles para adultos, previa advertencia al público de lo que allí iban a encontrar. Entre ellos, 66 estampas dedicadas a ‘La Celestina’ de Fernando de Rojas y otras cuya temática está relacionada con los juegos del pintor renacentista Rafael y su amante ‘La Fornarina’ (Margherita Luti), la cual, según cuenta Vasari en su biografía, lo mató literalmente de agotamiento (lo que le produjo unas fiebres y quince días de agonía).

LA HISTORIA DE LA SUITE 347

Los 347 aguafuertes de esta Suite, fueron realizados por Picasso entre el 16 de marzo y el 5 de octubre de 1968. La Suite 347 fue mostrada por primera vez en el otoño de 1968 en la galería Louise Leiris, de París, donde hubo de habilitarse una sala privada, de acceso restringido a adultos, para exponer una serie de dibujos eróticos que reflejaban los ‘juegos’ del pintor Rafael con su amante Formarina. En esta serie, Picasso alimenta la escena principal con grupos de voyeurs, en algunos casos figuras religiosas, saltimbanquis, el propio pintor, Miguel Ángel o su habitual grabador, Aldo Crommelynck.

Una de las características de la famosa Suite 347 reside en el hecho de que esta colección no obedece a formatos idénticos, a semejanza de lo que ocurre con la Vollard o el grupo 156. En esta ocasión, Picasso ofrece todo tipo de formatos, lo que permite disfrutar del genial artista a pequeña escala o en grandes dimensiones. La serie está divida en cuatro grupos temáticos: La Celestina, inspirada y realizada para la obra de Fernando de Rojas; Picasso, su obra y su público, una selección de los temas habituales del pintor, así como sus diversas técnicas y estilos; Mitologías y circos, grabados sobre la mitología y el circo del Mediterráneo, y El pintor y sus modelos, una extensa selección de las obras relacionadas con las modelos del artista

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.