Compartir

Pedro Sánchez, acompañado por la vicepresidenta del Gobierno y el ministro de Cultura y Deporte, ha conocido de mano de los arquitectos Norman Foster y Carlos Rubio el proyecto del Salón de Reinos cuya aportación fue aprobada ayer en la Comisión Delegada de Cultura.

El Ministerio de Cultura destinará 30 millones de euros a la rehabilitación del Salón de Reinos, que se unen a los 10 millones aportados por el museo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha conocido hoy el proyecto de ampliación del Museo del Prado un día después de que la Comisión Delegada de Cultura aprobase ayer el programa económico para la restauración y recuperación del Salón de Reinos, una aportación de 40 millones de euros repartidos en distintas cantidades en cuatro años, hasta 2022. Esta ambiciosa iniciativa refuerza el liderazgo del Museo del Prado entre los museos más importantes del mundo.

El presidente ha acudido a la visita acompañado por Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, y José Guirao, ministro de Cultura y Deporte. Calvo ha destacado que “se trata de que los fondos espléndidos de los que disponemos los españoles estén activos para nuestra vida y para el escaparate extraordinario que representa para España éste que es uno de los mejores museos del mundo”. “Todos hemos de concurrir a trabajar por él, con lealtad y esfuerzo, y este ha sido el sentido de la visita del presidente”, ha añadido la vicepresidenta.

Para Miguel Falomir, director del Museo del Prado, “es un día importante para el museo, para los madrileños, para los españoles y para todos los amantes de la cultura” y ha querido recordar que “es importante que una institución de referencia mundial pueda satisfacer y ampliar los servicios al ciudadano y eso es imposible sin la ayuda de los poderes públicos”.

El nuevo espacio gana hasta 5.800 m2, de los que 2.500 m2 serán destinados a espacio expositivo, completando así el Campus del Museo del Prado, un espacio único entre los distintos edificios, el original de Villanueva, el Casón del Buen Retiro, el edificio de los Jerónimos y el nuevo Salón de Reinos.

Los arquitectos Norman Foster y Carlos Rubio, que han guiado la visita, son los responsables del proyecto de ampliación del antiguo Museo del Ejército de Madrid, un edificio del S.XVII de gran importancia arquitectónica. La ampliación contribuirá a transformar una zona que aspira a ser declarada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en una candidatura que podría unir al Prado con el Parque del Retiro.

La incorporación de este edificio al Campus del Museo del Prado es el principal objetivo de la conmemoración del II Centenario del Museo del Prado, cuya celebración arranca este otoño. La propuesta de Foster y Rubio, rentabiliza al máximo el uso museístico en el edificio y crea un gran atrio de acceso en la fachada sur, imprimiendo a este espacio un carácter semiabierto y permeable al exterior, pero suficientemente controlado para que sirva de protección a la fachada original del Salón de Reinos, en la que se recuperan sus huecos y balconadas. Sobre dicha fachada emerge la prolongación de un gran espacio expositivo en planta tercera, con mayor altura libre y anchura que el actual, formando la cubierta del atrio, a la vez terraza orientada al campus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.