Compartir

La intención es que más de 1.000 obras pertenecientes a la colección privada del Grupo -con pinturas de Rubens, El Greco, Van Dyck, Picasso, Chillida, Sorolla o Miró, entre otros, así como la mayor y mejor colección privada del mundo de José Gutiérrez Solana- que se exponen en la actualidad en la Sala de Arte de la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte (Madrid), viajen a Santander para ser exhibidas en esta sede, que mostrará, también, obras escultóricas y de artes decorativas, colecciones de tapices, cerámica, muebles y relojes, y una colección de billetes y monedas. El objetivo es poner en marcha actividades formativas y culturales para todos los públicos y que los visitantes puedan disfrutar de las obras en distintos entornos.

La presidenta de Santander, Ana Botín, ha anunciado en la capital cántabra el proyecto de transformación de dos de los edificios más emblemáticos del banco en Santander: el del Paseo Pereda y el de la calle Hernán Cortés, un proyecto que los convertirá en un referente cultural, intelectual e institucional de la ciudad y de la región, y que contribuirá a favorecer su progreso económico y social.

La remodelación, denominada Proyecto Pereda, reforzará el legado histórico y patrimonial de ambos edificios, con una inversión de 40 millones y la generación de puestos de trabajo. La sede institucional del banco en el Paseo Pereda dejará de tener uso exclusivo y se abrirá a la ciudad. La intención es que albergue la colección de arte privada del Grupo Santander, una Casa Museo del banco y la flagship del Grupo, la oficina del futuro, el buque insignia del banco. El edificio de Hernán Cortés agrupará la actividad de la Dirección Territorial de Cantabria y un mirador en la azotea abierto al público, además de otras salas de uso polivalente para clientes y no clientes.

El edificio Pereda se integra, así, en la ciudad, con espacios culturales y abiertos que refuerzan el legado del banco a Santander y a Cantabria, así como el eje cultural de la ciudad y sus atributos como polo de atracción turística.

El Edificio Pereda acogerá, además, una Casa Museo de Banco Santander, que permitirá al visitante hacer un recorrido por la historia común del banco y la ciudad.

El proyecto representa una oportunidad única para redefinir el papel de la sede social del Banco en la sociedad santanderina, manteniendo la esencia histórica de la entidad y su proyección hacia el futuro. Además, transmitirá los valores de Santander: su apuesta por el negocio responsable y su contribución al progreso de las personas, de las empresas y de la sociedad en general: “Queremos y vamos a seguir impulsando y apoyando proyectos que generen desarrollo económico y prosperidad para Santander y para Cantabria. Abrir nuestra sede social es abrir nuestra casa, y permitir que clientes y no clientes nos conozcan mejor y la hagan también la suya”, ha subrayado Ana Botín durante la presentación del proyecto.

Para la remodelación del Edificio Pereda, se cuenta con el arquitecto David Chipperfield, conocido, entre otros trabajos, por haber llevado a cabo recientemente la ampliación de la Royal Academy de Londres. En lo que se refiere al de la calle Hernán Cortés, la remodelación correrá a cargo de los prestigiosos arquitectos Antonio Cruz y Antonio Ortiz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.