Compartir
Luis Masson Sevilla. Interior de la Plaza de Toros y Catedral. Positivo en albúmina. CFRivero

La exposición “Descubriendo a Luis Masson” presenta en la sala Pardo Bazán del Museo Lázaro Galdiano una selección de casi cien fotografías procedentes de la Colección Fernández Rivero (CFRivero) realizadas por Luis Masson (Tours, 1825 – ¿, después de 1881) entre 1858 y 1870 y rescatadas del olvido por los comisarios, Juan Antonio Fernández Rivero y María Teresa García Ballesteros, al frente de la CFRivero. Esta exposición, incluida en la sección oficial del XXI Festival PHotoESPAÑA, pudo verse a principios de año en el Centro Andaluz de la Fotografía (CAF).

Injustamente olvidado durante décadas por los historiadores, Luis Masson, artista polifacético formado en París, fue uno de los más notables fotógrafos entre los que trabajaron en España en los inicios de este arte. Los comisarios sostienen que el trabajo de Masson estaba “dirigido más bien a un público europeo interesado en la monumentalidad y la historia de un país tan desconocido como el nuestro, que destaca por su calidad equilibrio y singularidad equiparable a sus más insignes contemporáneos, como Laurent o Clifford”. El hispanista y fotohistoriador norteamericano Lee Fontanella llegó a afirmar la similitud entre Clifford y Masson, aunque luego matizaría su postura confirmando que jamás podrían atribuirse a Masson ciertas fotografías de Clifford aunque parecieran similares por estilo y formato. Quizás pudiera hablarse de “una cierta rivalidad o competencia” entre estos dos maestros ya que aparecen juntos en multitud de álbumes y conjuntos fotográficos de la época, pero este hecho se circunscribe a la ciudad de Sevilla o al ámbito andaluz.

Luis Masson, Retrato de mujer con guitarra, Carte de viste, CFRivero

El primer encuentro de los comisarios con este fotógrafo fue el álbum perteneciente al Duque de  Montpensier que adquirieron hace unos veinte años y que contenía sobre todo fotografías de Luis Masson. “Desde entonces de vez en cuando, en un lote, en algún otro álbum, mezcladas con otras fotografías de autores conocidos o anónimos… fueron llegando a la Colección algunas otras, hasta que se convirtieron en un número importante, demasiadas para ser obra de un autor de la escasa importancia que hasta la fecha se le había concedido”. Esta contradicción les llevó a perseguir la fotografía de Masson de manera decidida y a plantearse hacer un estudio en profundidad sobre este fotógrafo que había permanecido oculto hasta ahora. Y añaden “paralelamente nuestro interés en la fotografía estereoscópica también contribuyó porque al ir adquiriendo fotografía estereoscópica antigua de España en las ferias, subastas, etc… observamos que entraban poco a poco muchas de Masson (con un sellito de caucho al dorso con su nombre)”.

El estudio que los comisarios han realizado sobre la producción de este artista les ha llevado por instituciones como como el J. Paul Getty Museum, la British Library, el Victoria & Albert Museum, la Bibliothèque Nationale de France, la Société Française de Photographie, la Biblioteca Nacional de España, el Museo de la Universidad de Navarra y coleccionistas privados, hasta recabar más de 500 fotografías de Luis Masson. Esta investigación, que les ha llevado años, ha sido fruto de la pasión por ampliar la historia de este desconocido “que nunca ostentó el título de Fotógrafo Real honor que probablemente nunca buscó dada su fuerte vinculación con el Duque de Montpensier, enemistado siempre con la Corona, lo que podría explicar la ausencia de trabajos suyos en el archivo y la biblioteca del Palacio Real”, según subrayan los comisarios.

Masson abrió estudio en Sevilla en 1858 acompañado por su esposa y colaboradora Lorenza Simonin Berard, donde ofrecía al público una oferta variada: retratos, vistas, monumentos y reproducciones de pinturas antiguas y modernas. Fue un maestro de la fotografía estereoscópica y “conocedor de todos sus secretos” además de uno de los primeros en hacer reproducciones de las pinturas de Murillo. Su colección estereoscópica, en las que dos imágenes unidas tomadas desde distinto ángulo reproducen la visión binocular humana creando una imagen tridimensional al contemplarlas a través de un visor, “es la más completa realizada por un fotógrafo residente en España durante las primeras décadas de la fotografía y la segunda tras la de Laurent, de todo el siglo XIX español” declaran los comisarios.

Museo Lázaro Galdiano, Sala Bardo Bazán

En la muestra de la sala Pardo Bazán del Museo se puede ver una selección del conjunto de más de 270 fotos de Luis Masson que forman parte de la Colección Fernández Rivero de Fotografía Antigua. El criterio fundamental de los comisarios para realizar la selección “ha sido escoger las obras que por su temática y formato representaban el conjunto del trabajo del autor”, conjugándolo también con la potencia plástica de las mismas. Entre todas ellas los comisarios destacan particularmente una de las obras, un magnífico retrato de una mujer con guitarra que es además su favorita. Las fotografías se muestran agrupadas fundamentalmente en dos partes, la primera de ellas dedicada a Andalucía, principal escenario de la obra del fotógrafo y luego por ciudades, como Ávila, Burgos, Salamanca o Toledo. También hay una representación de dos reproducciones de las pinturas de Murillo que Luis Masson realizó, Visión de San Antonio de Padua y Santa Catalina, “obra desaparecida de la que esta fotografía expuesta es el mejor testimonio del que hoy se dispone”.

Masson obtuvo menciones honoríficas en la Exposición Universal de Londres (1862) , en la muestra de la London Photographic Society (1863) y, en París, en la exposición de la Société Française de Photographie (1863). En 1866 pasó algunos meses en Madrid, desplazándose luego hacia la frontera francesa por el País Vasco. Con la caída de la monarquía y debido a sus relaciones con el duque de Montpensier, se ausenta de España durante muchos años para regresar a Sevilla en 1879 y dejar definitivamente nuestro país en 1881.

Juan Antonio Fernández Rivero y Teresa García Ballesteros son además autores del catálogo que acompaña a esta exposición. Ambos están al frente de la Colección Fernández Rivero que desde hace más de 25 años está especializada en fotografía española del XIX.

La muestra, que forma parte de la sección oficial del 20 aniversario de PHE18 y que es una producción de Centro Andaluz de la Fotografía (CAF), puede visitarse de forma gratuita en la sala Pardo Bazán del Museo Lázaro Galiano desde el 5 de junio y hasta el 26 de agosto. Una ocasión única para admirar la calidad y singularidad del trabajo de Luis Masson del que los comisarios afirman que se sitúa por su valor estético y documental “entre los dos grandes por excelencia en la historia de la fotografía española del siglo XIX, Clifford y Laurent”.

Datos de interés
Descubriendo a Luis Masson
Museo Lázaro Galdiano (Serrano, 122, Madrid)
Fechas del 5 de junio al 26 de agosto de 2018
Entrada gratuita

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.