Compartir

Los Reyes presidieron la presentación del “Diccionario Biográfico Electrónico (DBE)”, de la Real Academia de la Historia, en un acto en el que estuvieron acompañados por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo; la directora de la Real Academia de la Historia, Carmen Iglesias; el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros; el director del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet; el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo; el secretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital; José María Lasalle; el presidente de Telefónica, José María Álvarez; y el presidente de la Fundación Bancaria “la Caixa”, Isidro Fainé.

La presentación, estuvo conducida por los actores Cayetana Guillén Cuervo y Fernando Cayo y a cargo de Ernesto Caballero, director del Centro Dramático Nacional-INAEM. Al comienzo del acto, un cuarteto de la Escuela de Música Reina Sofía interpretó el Himno Nacional.

Tras la intervención de la directora de la Real Academia de la Historia y una demostración de la utilización del “Diccionario Biográfico Electrónico”, a cargo del director técnico del DBE, Jaime Olmedo, Su Majestad el Rey pronunció unas palabras en las que dijo que este Diccionario “se convertirá en una obra de referencia, en una herramienta de trabajo imprescindible para investigadores, profesores, escritores y científicos pero, también, en una fuente de consulta permanente para estudiantes y para todo aquél que sienta la curiosidad de saber y conocer más de nuestra Historia”.

También, afirmó que “no existe ningún proyecto digital en el ámbito internacional como el que hoy presentamos. Con este Diccionario, la divulgación de nuestra Historia y el talento de nuestros historiadores se sitúan en el más alto nivel de calidad y proyección tecnológica mundial”.

Don Felipe, Subrayó que “en esas más de 45.000 vidas, y en todas las que vendrán, estamos también nosotros, porque todos somos hijos de nuestra propia historia y de los hombres y mujeres que la han construido a lo largo de generaciones. Y debemos aprender con las vidas de estos hombres y mujeres que hoy traemos a nuestro presente con esta gran obra”.

“En este Diccionario está nuestra identidad, y conocerse a uno mismo, con una mirada crítica pero también abierta y plural -como es nuestra propia Historia-, es condición necesaria para aprender del pasado y ser mejores en el futuro. Hemos aprendido que nuestro país ha progresado y alcanzado grandes éxitos cuando se ha contado con todos; cuando hemos afrontado juntos los retos con la voluntad de que nadie quede atrás o que nadie pudiese sentirse excluido o postergado”.

La puesta en marcha y desarrollo de la edición electrónica tiene el objetivo principal de crear una red cultural y social en torno a contenidos de tipo histórico-biográfico vinculados con todos los territorios que han formado parte, a lo largo de la Historia, de la Administración española.

La Real Academia de la Historia ha concebido la edición electrónica del Diccionario como entorno digital en el que conectar los intereses de tipo histórico-biográfico. No solo se mantiene de ese modo la red de instituciones y personas que han participado en el proyecto del Diccionario Biográfico Español, sino que podrá ampliarse a la generalidad de los ciudadanos que tendrían la opción de acceder a contenidos culturales en línea al tiempo que podrán contribuir a la mejora del proyecto a través de sus comentarios y aportaciones generando una sindicación de contenidos.

La primera aportación es la publicación electrónica de los datos biográficos mínimos de los más de 40.000 personajes que se incluyen en la primera edición del Diccionario Biográfico Español. De cada uno de ellos, se aportan sus lugares, ámbitos geográficos y fechas de nacimiento y muerte, así como los ámbitos disciplinares en que destacaron.

Además de la localización alfabética, se permite una búsqueda por la etiqueta que explota tanto el nombre y los apellidos como los seudónimos, sobrenombres o títulos nobiliarios por los que el personaje pueda ser conocido. Desde cada una de estas entradas secundarias, se remite a la principal, cuyos datos se pueden exportar en formato de texto.

La información que ahora se ofrece es, en muchos casos, resultado de investigaciones que han permitido precisar algunos datos por vez primera.

© Casa de S.M. el Rey
Los Reyes junto al ministro de Educación, Cultura y Deporte, la directora de la Real Academia de la Historia, el presidente de Telefónica y el presidente de la Fundación Bancaria “la Caixa”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.